Correa asegura que trabajó para Aznar pero niega que fueran amigos

El cabecilla de Gürtel, Francisco ha admitido que durante muchos años trabajó “continuamente” para el expresidente del Gobierno José María Aznar aunque ha querido dejar claro que nunca fue su amigo. Correa se ha referido así al ser preguntado por su letrado sobre cuál era la relación con Aznar, de quien ha confesado no tener ninguna relación, todo lo contrario de lo que sucede con su yerno, el empresario Alejandro Agag.

”Con Aznar no tengo ninguna relación, he trabajado con él muchos años. Le miraba, él me miraba, pero no he sido amigo de él nunca”, ha señalado Correa. Y ha añadido: “Trabajaba para él continuamente, me miraba, me sonreía, con quien sí llegué a tener una buena relación fue con su yerno Alejandro”.

Además, Correa ha manifestado que tampoco tuvo ninguna relación con el extesorero del PP, Álvaro Lapuerta, ya que solo trataba con el extesorero Luis Bárcenas. Sobre este último, ha destacado que no tiene ninguna animadversión hacia él. “Tuvimos una buena relación, luego la dejamos de tener”, ha agregado Correa, que se ha reafirmado en que todo lo que contó la pasada semana sobre Bárcenas fue “absolutamente cierto”.

Tenía tarjeta especial para entrar en Génova sin pasar por el escáner

El acusado ha asegurado que contaba con una “tarjeta especial” para entrar directamente en la sede del PP en la calle Génova por el garaje sin tener que pasar por el escáner. Correa ha contestado a su defensa sobre las preguntas formuladas por el abogado del extesorero de Luis Bárcenas -al que ha rehusado contestar directamente-, que ha cuestionado que el jefe de Gürtel entrara con grandes cantidades de dinero en la sede del PP y nadie lo detectara.

”Yo no pasaba por el escáner, tenía tarjeta especial y entraba directamente al parking”, ha afirmado, para después indicar que ese dato se podía comprobar pidiendo la correspondiente documentación en Génova.

A este respecto, ha vuelto a sostener que él le llevaba a Bárcenas, “a Génova y a su casa en la calle Príncipe de Vergara”, el dinero de las comisiones obtenidas por sus gestiones en los ministerios para obtener adjudicaciones públicas y que, según su relato, oscilaban entre el 2 y el 3 % del total de la obra contratada.

Rechaza contestar al PSPV y a las defensas

Correa ha decidido finalmente por consejo de su abogado, Juan Carlos Navarro, no contestar hoy a la acusación que ejerce el PSPV-PSOE tras anunciar el pasado viernes que estaba dispuesto a responder sólo a esta acusación. De este modo, ha comenzado el turno de las defensas haciendo constar las preguntas que le habrían hecho a Correa y que éste ya ha dicho que no responderá.

Entre ellos, lo han hecho ya la defensa del número 2 de Gürtel, Pablo Crespo, -que ejerce el abogado Miguel Durán-, la de Luis de Miguel (el arquitecto financiero de Gürtel) y que ejerce el mismo, y la de la exadministradora de las empresas del grupo Isabel Felisa Jordán.

A la que sí está previsto que conteste es a su propia defensa, lo que le servirá para matizar aspectos de su extensa declaración de diez horas a preguntas de la Fiscalía.

La declaración hoy de Correa era muy esperada ante el anuncio que hizo el viernes de que contestaría a las preguntas del abogado del PSPV-PSOE, Virgilio Latorre, y rechazar hacerlo a las acusaciones del PSOE de Madrid, la Abogacía del Estado, a la Comunidad del Madrid, al Ayuntamiento de Madrid y a Adade.

El fin de semana ha sido determinante para que su abogado le convenciera de que no le convenía a su defensa responder al abogado del PSPV-PSOE.