Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Domingo, 4 de diciembre de 2016

La OCDE bendice el plan de inversiones de Trump y pide que se siga el ejemplo


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha pedido una mayor inversión por parte de los estados para reactivar la economía mundial, algo que considera posible debido a las bajas tasas de interés que predominan en estos momentos. Así, pide a los estados inversiones dirigidas a las infraestructuras y al fomento de la formación y la innovación, e ir acompañadas de reformas estructurales.

En cualquier caso, la Organización revisa al alza el crecimiento de la economía mundial, hasta el 2,9% este año y prevé un avance del 3,3% en 2017 y un 3,6% en 2018. A esto contribuirá en gran medida el plan de estímulo fiscal masivo prometido por Donald Trump, que provocará un aumento de la economía estadounidense que redundará en todo el mundo.

En este sentido, con el plan de Trump como base, revisa al alza las previsiones sobre el producto interior bruto de Estados Unidos para este año al 1,5% -una décima más de lo calculado en septiembre- y para el próximo al 2,3% -dos décimas más- y lo sube hasta el 3% para 2018. Esto vendrá propiciado por el impulso a las inversiones en infraestructuras y los recortes de impuestos a las empresas.

Sin embargo, aunque la OCDE considera positivo el estímulo de Trump, advierte de la amenaza que supondrían las barreras proteccionistas del magnate norteamericano. Según la OCDE, poner trabas a los intercambios comerciales tendría un coste que podría hacer caer el PIB entre dos y tres décimas.

España mejora en 2016, pero con menor crecimiento en 2017

La OCDE ha igualado su previsión de crecimiento económico en España durante este año con la del Gobierno en el 3,2%. No obstante, augura cifras más bajas que las del ejecutivo para 2017 -2,3%- y 2018 -2,2%-. En su informe semestral destaca el papel del consumo interno liderando la recuperación, a consecuencia de una “fácil política monetaria europea” y de estímulos fiscales. Además, se espera que el déficit disminuya del 5,1% del PIB al 4,6% para este año.

El fuerte crecimiento de 2016 de la economía española sirve para que la OCDE eleve en cinco décimas su PIB, que será el quinto mayor de los 35 países que componen la Organización. Solo superado por Islandia (6 %), Nueva Zelanda (3,7 %), Israel (3,6 %), Eslovaquia (3,3 %) e Irlanda (3,1 %).

No obstante, para 2017 las perspectivas no son tan buenas y, según su previsión, el PIB será del 2,3% y no del 2,5% que anunció el Gobierno. Esto se debe, entre otras cosas, a la modesta contribución que se espera de la política fiscal para los próximos dos años. Así como la necesidad de una mayor demanda que haga aumentar el crecimiento y ayude a “reducir significativamente el desempleo, la alta deuda y el déficit, que limita el margen de expansión fiscal”.

Uno de los motivos por los que la demanda no podrá aumentar tanto es que, según la OCDE, los principales países europeos a los que España exporta crecerán poco. Es el caso de Francia -1,3%-, Alemania -1,7%-, Italia -0,9%- o Reino Unido -1,2%-. No obstante, este estado es similar en todo el comercio mundial, cuyo estado en “anémico”.

Por otro lado, afirma que el Gobierno debe fortalecer los programas de apoyo a la renta mínima, ya que “la pobreza y la desigualdad han empeorado después de la crisis”. Para ello se debe combatir el “desempleo de larga duración”, que, aunque ha descendido, aún es elevado con una tasa del 19%. Según el estudio de la OCDE, se prevé que para finales de 2018 la cifra caiga hasta el 16%, que aún será el “doble de la media de la zona euro”.

Más historias deActualidad

A %d blogueros les gusta esto: