Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Sábado, 3 de diciembre de 2016

Lo que el Gobierno no nos cuenta: El refugiado Osama Abdul Mohsen es seguidor del ISIS y se le vincula con el asesinato de 50 kurdos


Osama Abdul Mohsen, celebrado como un “muyahidin” en su Facebook.

Osama Abdul Mohsen, celebrado como un “muyahidin” en su Facebook.

Vive en Getafe (en un piso de alrededor de 1.200 euros de renta) desde que su historia -la del refugiado sirio zancadilleado por una periodista húngara- recorrió la vuelta al mundo. Una escuela de entrenadores de la localidad le ofreció trabajo y casa. El Ayuntamiento estuvo de acuerdo y, poco después, él y dos de sus hijos estaban en España.

La historia parecía una de esas con final feliz hasta que el Partido Unión Democrática (PYD, filial siria del PKK) denunció que Osama Abdul Mohsen es, presuntamente, miembro del frente Al Nusra, una organización hermana de Al Qaeda incluida en la lista negra de terrorismo de Naciones Unidas en 2013. “Luchó -aseguran los kurdos sirios- junto al frente Al Nusra antes de salir del país con su familia, en la primavera de 2015″. Además, le acusan de haber estado implicado en la violenta represión a los kurdos en la ciudad de Qamishlo en 2004 después de un partido de fútbol donde murieron más de 50 kurdos”.

También en el kurdistán iraquí identifican a Moshen como miembro de Al Qaeda y lo implican en la muerte violenta de estos 50 kurdos. “Así lo han confirmado numerosos refugiados sirios del Kurdistán iraquí”, según confirma el reportaje emitido por la cadena iraquí NRT.

El presunto yihadista de Al Nusra fue uno de los instigadores violentos de los altercados tras el partido de fútbol entre al-Fatwa y el club de fútbol de la Yihad de Qamishlo.

Los rumores sobre el pasado de Moshen comenzaron cuando su fotografía -tras el episodio en que la reportera húngara Petra Lazslo le ponía la zancadilla- comenzó a difundirse por todo el mundo. Surgían así los primeros comentarios -rumores sin confirmar- sobre su identidad. Meses después ya son varias -el partido PYD, la televisión NRT y numerosos refugiados sirios- quienes le señalan directamente como miembro de Al Nusra.

Simpatizante del Estado Islámico

Osama Abdul Mohsen podría ser un terrorista de al-Nusra

Osama Abdul Mohsen podría ser un terrorista de al-Nusra

Osama Abdul Mohsen llegó a Madrid el 17 de septiembre de 2015. Ese mismo día, los servicios secretos y el Gobierno español ya sabían que simpatizaba y se relacionaba con el yihadismo tras detectar decenas de pruebas en su perfil de Facebook, según reveló recientemente OK diario.

El resumen de las conexiones de Mohsen, el refugiado sirio más famoso, detectadas en 2015 por los servicios secretos y recopiladas por el citado medio diario es que un año antes de pisar España como solicitante de asilo mantenía relaciones de amistad con personas que luchaban en la yihad en Siria o apoyaban al autodenominado Estado Islámico (ISIS).

Entre sus amigos estaba Mohamed Alfaraj, quien alojaba en su perfil de la citada red social numerosas fotografías y vídeos de evidente contenido violento. Uno de ellos, lo reproducimos aquí mismo. En él se puede ver a cuatro niños haciendo un ejercicio para aprender a degollar seres humanos. Los cuatro menores, con los rostros tapados con pañuelos, blanden cuchillos, uno de ellos recita un discurso y, en ese momento los cuatro rajan unos globos de colores que tienen a sus pies.

Su perfil, según los kurdos, por tanto, no era el de un civil que huía del conflicto en Siria. Todo lo contrario: Mohsen había tomado partido desde años atrás a favor del terrorismo. “Luchó al frente de Al Nusra antes de salir de nuestro país con su familia”, proclamaban los kurdos, advirtiendo de su condición de radical. Aseguraban que huyó, precisamente, ante el avance de las tropas kurdas.

Paradójicamente, fue el mismo hecho de haberse convertido en un héroe de la solidaridad europea tras ser zancadilleado por la reportera húngara Petra Lazslo, lo que puso sobre su pista a los kurdos. La enorme difusión mediática que provocó el incidente en el paso fronterizo húngaro facilitó que sus antiguas víctimas lo reconocieran.

Pero el Gobierno español desoyó las acusaciones procedentes del entorno kurdo en España, a pesar de que sus servicios secretos habían llegado a conclusiones muy parecidas tras investigarlo y detectar sus vinculaciones, vía Facebook, con militantes o simpatizantes del ISIS.

Las pruebas de su relación con el yihadismo

Mohsen aprobaba con un me gusta distintas fotos de Abu Saad al Dairi. Este personaje que elogiaba no era un pacífico entrenador, ni jugador de fútbol. En su portada aparecía un enmascarado con un texto, ‘Allah Akbar’ (Dios es grande), y portaba un arma de guerra.

También le gustaba una foto de un amigo suyo en Facebook, de nombre Mohamed Alfaraj, cuyas relaciones en esta red social son directamente de admiradores e incluso militantes del yihadismo.

Uno de los miembros de la lista de amigos de Alfaraj en Facebook utiliza como nombre Alhsnmhmad, y su perfil está enmarcado bajo una bandera utilizada por la organización terrorista ISIS.

Pero eso no es lo más llamativo del contenido al que se puede acceder en su página de Facebook de Alhsnmhmad. Entre sus fotografías colgadas aún se puede hacer un viaje a lo más sangriento de la guerra de Siria. Así, entre otras de las imágenes que difunden los servicios de propaganda del autodenominado Estado Islámico, se pueden ver terrenos de Siria. Pero no son los campos de fútbol en los que Osama decía entrenar equipos. Son fotos de un secarral con cabezas decapitadas.

Mohsen dio me gusta a esta imagen en el perfil de su hijo mayor en Facebook (Foto OK diario)

Mohsen dio me gusta a esta imagen en el perfil de su hijo mayor en Facebook (Foto OK diario)

Otro de los amigos de Alfaraj, Abu Abderrahman Alkahit, utiliza la imagen de un menor para su foto de perfil. Pero tampoco es un niño jugando al balón, sino uno con atuendo militar, pasamontañas y portando un arma de guerra.

En esa misma página, se puede encontrar, navegando entre las imágenes que publica Abu Abderrahman Alkahit, todo tipo de parafernalia radical, en la que se utilizando a menores como modelos para vender el Islam más radical y violento. En una de ellas se puede ver a un recién nacido en su cuna, con un chupete en la boca… y una pistola entre las manos. Uno de los comentarios a la imagen celebra la captura con un “Gracias a Dios, el orgullo del Islam”.

Una de las fotos del hijo de Osama a la que dio ‘me gusta’. (OK diario)

Una de las fotos del hijo de Osama a la que dio ‘me gusta’ (OK diario)

Otra de las amistades probadas por su actividad de Facebook era Hasandanora, relacionado con Abdeladim Achriaa, quien fue detenido en una operación policial antiterrorista conjunta de España con las autoridades marroquíes. Este personaje le gustaba a Mohsen cuando apuntaba con un rifle.

De hecho, los amigos del amigo de Mohsen tenían todos características similares: fotos de rifles para larga distancia, yihadistas armados y procedentes de Deir Ezzor, la ciudad natal de Mohsen… Todo hace presumir que eran militantes o simpatizantes de ISIS.

Imagen del perfil de Almuhannad Abdullmhseen, en la que se ve a Mohsen con el pequeño Zaid (OK diario)

Imagen del perfil de Almuhannad Abdullmhseen, en la que se ve a Mohsen con el pequeño Zaid (OK diario)

Mohsen revelaba, una vez más, su doble personalidad, refugiado/filoterrorista, cuando proclamaba me gusta a la fotografía de un bazooka publicado el 17 de mayo de 2014 por Almuhannad Abdullmhseen en su muro de Facebook. Es decir, como prueban los demás documentos gráficos que bendijo, sólo un año antes de pedir refugio y empleo en España el entrenador de fútbol de la localidad siria de Deir Ezzor mostraba su amor al terrorismo.

En esa época también se regodeaba con un me gusta ante una foto de la mira teléscopica de un rifle. Curiosamente, ambas imágenes estaban colgadas en el mismo perfil de Facebook.

Amko Riizvan , amigo de Mohsen en FB y del terrorista Alhadi Alhadi (OK diario)

Amko Riizvan , amigo de Mohsen en FB y del terrorista Alhadi Alhadi (OK diario)

Esta persona, Almuhannad Abdullmhseen, a pesar de las diferentes transcripciones del árabe a las lenguas con alfabeto latino, no puede ser otra que su hijo mayor, quien viajó con él y el pequeño Zaid –quien iba en brazos de Mohsen en el encontronazo con Laszlo en la frontera húngara–, hasta Madrid en septiembre de 2015.

Pero no sólo se delataba Mohsen por las fotos de armas que con tanto ardor guerrero aplaudía. El presunto refugiado acogido en España pese a que el Gobierno contaba con toda esta información también mostraba su otra faz a través de los amigos que registraba en Facebook. Por ejemplo, uno de ellos, Amko Riizvan, quien a su vez tenía por amigo a Alhadi Alhadi, un combatiente sirio en territorio controlado por el Estado Islámico.

Alhadi Alhadi, terrorista en territorio sirio, amigo de Riizvan (OK diario)

Alhadi Alhadi, terrorista en territorio sirio, amigo de Riizvan (OK diario)

Mohsen también se relacionaba con otros combatientes islamistas, de nombres Abu Omar y Kara Gul Oglu. Los tres le dedicaban las siguientes loas a una fotografía en la que el supuesto refugiado que huía de la guerra en Siria aparecía con un pañuelo palestino en la cabeza:

“Hola, haji, qué maravilla, que Dios te bendiga, tienes aspecto de muyaidin, querido hermano, tu hermano Abu Omar”.

“Estoy viendo una luz que se desprende de tu cara, qué maravilla, ¡oh, bandera de los muyahidines!”

Más historias deActualidad

A %d blogueros les gusta esto: