Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 9 de diciembre de 2016

Mohamed Saleh, imán supremo de Canarias, exige más ayudas y advierte: “de lo contrario, habrá más terrorismo”


Musulmanes rezando en el Centro Cultural Islámico de Madrid (conocido como mezquita de la M-30).

Musulmanes rezando en el Centro Cultural Islámico de Madrid (conocido como mezquita de la M-30).

Mohamed Saleh, imán supremo de Canarias, exige más ayudas y advierte: “de lo contrario, habrá más terrorismo”. Así de contundente se muestra Mohamed Saleh en una entrevista publicada por Noural-Islam.

El máximo representante de la comunidad musulmana en Canarias, considera que la integración sólo se produciría si los inmigrantes musulmanes conservaran plenamente su cultura y tradiciones y nosotros la respetáramos; entendiendo por “respeto” la financiación de una mezquita, el aumento de ayudas económicas por parte del Estado y la modificación de cuantas leyes sean necesarias para transformar España en una réplica de los países de los que, precisamente, estos inmigrantes han huido buscando “una vida mejor”.

Para el imán supremo, la integración ha fracasado en países como Francia o Reino Unido porque existen leyes que prohíben el uso de prendas como el burka. No hace referencia a la influencia de los atentados, los disturbios en barrios musulmanes y la beligerancia en la aplicación de sus normas en zonas con mayoría musulmana, para que se haya producido dicho fracaso.

Mohamed Saleh reclama las mismas ayudas estatales que la comunidad católica, sin considerar que, por el momento, la mayoría de la población española sigue identificándose con esa Fe, siendo cristiana nuestra cultura y tradiciones, y sin hacer referencia a las cuantiosas ayudas que la comunidad islámica recibe de Arabia Saudí.

En lo que parece ser un chantaje velado, el imán supremo asegura que, de no recibir todo lo que exige, no podrá guiar por el buen camino a los cientos de jóvenes musulmanes que se sienten atraídos por el “yihadismo”, y habrá, por tanto, más violencia. Dicho de otra forma: si nuestra sociedad no se pliega a sus demandas, habrá más terrorismo y será culpa nuestra.

El entrevistado juega de forma demagógica con la expresión “terrorista islámico”, comparando a los asesinos musulmanes con terroristas cristianos, obviando el hecho de que, ni ETA, ni el IRA, mataban por Cristo, mientras los terroristas islámicos matan gritando “Alá es grande”.

El imán niega que la imagen de las sociedades musulmanas dada por los medios se ajuste a la realidad. Afirma que el Islam no es violento. Al parecer, los numerosos conflictos en diferentes partes del mundo, los atentados y masacres que sacuden multitud de países en nombre de Alá y la propia actitud amenazante del Imán supremo, son en realidad muestras de paz y fraternidad.

Fuente: Despiertainfo.

Más historias deActualidad

A %d blogueros les gusta esto: