Zetta: La presunta estafa del móvil extremeño

En abril de 2014 dos españoles y un chino de unos 30 años se reúnen y deciden crear “el primer móvil extremeño” bajo el nombre de Zetta, por la ciudad extremeña de Zafra donde tienen la sede de su empresa. A mediados de 2015 el teléfono ya está en el mercado y las primeras 1.200 unidades se agotan en muy pocas semanas. ¿El secreto? Su precio. 145 euros en tienda y 155 en la web. En octubre de 2016 tienen siete establecimientos por toda Extremadura y más de 80 puntos de distribución por toda España. Este fin de semana, tras hacerse viral una entrevista con uno de sus creadores en El Español, los portales de Forocoches y Thegeekhammer han desenmascarado el presunto fraude: eran móviles de la marca china Xiaomi que compraban a bajo coste y vendían a un precio muy superior.

“Zetta Smartphone, la marca de telefonía móvil libre que ha llegado para conquistarte”. Bajo esta lema se anunciaban en su web zettaeuropa.com Erik Cui, Antonio Ribera y Juan José Cortés, los desarrolladores de la marca. “Este terminal es innovador porque en el mercado no hay nada que se le asemeje”, decían en una entrevista con Canal Extremadura Televisión hace meses. “Este móvil lo hemos mimado como a un hijo”, añadían. En tan solo dos años este pequeño grupo de jóvenes ha lanzado al mercado hasta tres móviles con unas prestaciones muy altas que se vendían a un precio muy bajo. Y, por si fuera poco, se permitían el lujo de lanzar un guiño a Apple con su logo: una bellota extremeña mordida.

El primer móvil nació a primeros de 2015. Se trataba de un terminal de 5,5 pulgadas, cámara de ocho megapíxeles, 1 GB de RAM… altas prestaciones que se vendían por menos de 200 euros. En la mayoría de las entrevistas que han concedido se jactaban de su último modelo estrella, comparándolo incluso con el iPhone 7, que cuesta más de 700 euros. “Tiene una interfaz muy similar y no cuesta 900 euros, sino tres veces menos”, ha dicho uno de sus creadores este mismo sábado. Este domingo, la página de Forocoches ha desmantelado por completo el presunto fraude: en realidad compraban terminales de la marca Xiaomi y los remarcaban con la bellota mordida.

Tanto la web como las redes sociales de la empresa han cerrado este domingo. “Nuestra web está siendo atacada, por lo que no puede ser visitada en estos momentos. Perdonen las molestias”, es el último estado de su perfil en Facebook. Este periódico se ha puesto en contacto varias veces con sus creadores pero no ha recibido ninguna respuesta.

“Nosotros hemos vendido unos 200 terminales por todo el norte de Extremadura”, cuenta por teléfono uno de los vendedores que tiene la empresa en Plasencia, Cáceres, y que prefiere mantener el anonimato. “Aún no ha venido nadie a quejarse. Se trata de un terminal extremeño que tiene garantía, no hay ningún problema”.

Por su parte, la asociación de consumidores Facua se ha pronunciado a través de su perfil en Twitter: “Si compraste un móvil Zetta, deben devolverte el dinero. Han cerrado su web. Esperemos que la Fiscalía y la Junta de Extremadura actúen”.