Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Lunes, 5 de diciembre de 2016

Los Mossos se rearman con fusiles de asalto con la excusa del yihadismo


Un nivel 4 de alerta antiterrorista por la amenaza yihadista ha obligado a la policía catalana a renovar sus armas de protección y ataque. Así a los doscientos subfusiles comprados el pasado mes de noviembre, el departamento acaba de abrir plicas y adjudicar 50 fusiles y 22 fusiles de asalto de máxima precisión como los que utilizan las fuerzas especiales de ejércitos tutelados por la OTAN, que en próximos días se formalizará el contrato. Todo ello bajo el paraguas del nuevo sistema de protección que requiere una amenaza terrorista como la actual. “El departamento no da detalles de sus compras provocadas por el nivel de alerta”, advierten fuentes de Interior a La Vanguardia. En cualquier caso, la policía catalana se pone al día en armamento y se rearma.

22 fusiles de asalto

Concretamente, los Mossos han adjudicado para el Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite del cuerpo, 22 fusiles de asalto de altas prestaciones con un calibre 5,56×45 mm. Concretamente, los “Geis” dispondrán de unas armas de precisión bautizadas como SCAR -acrónimo de Special Forces Combat Assault- de cañón compacto, preferible en zonas urbanas o de combate asimétrico, que fabrica la Fabrique National Herstal. Este arma fue diseñada para el Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM).

Según la valoración técnica de la Unidad de Armas de la Comisaria Técnica de Planificación de la Seguridad de los Mossos a la que ha tenido acceso La Vanguardia, el SCAR L fue el más preciso de las tres armas presentadas a concurso y es la que obtuvo mejor puntuación en la valoración global del conjunto del arma con un equipo de intervención operativo. El equipo comprado por unidad incorpora empuñadura, luz y láser frontal, un visor de punto rojo y pinza de unión de cargadores.

La empresa adjudicataria ha sido Equipamientos SDAL, SL por un importe de 89.726,44 euros que asciende a un total de 108.568,99 euros si añadimos el IVA. Un precio por debajo de los 121.000 planificados para gastar en este concurso. Concretamente cada fusil de asalto tiene un precio de 2.977,53 euros, a los que hay que añadir 53,39 de la empuñadura frontal; 490,88 euros del módulo de luz y láser; los 439,34 euros de un visor de punto rojo y los 22 euros de la pinza de unión de dos cargadores.

 

El fusil SCAR de la FN que han adquirido los Mossos
El fusil SCAR de la FN que han adquirido los Mossos (Quico Sallés)

50 fusiles para la BRIMO

Esta semana, el departamento de Interior también ha hecho pública la adquisición de 50 fusiles de precisión pero todavía no se ha formalizado el contrato. La valoración de la Comisaria General Técnica de Planificación de Seguridad apostó por desdeñar una de las dos ofertas presentadas por no cumplir con las pruebas de fiabilidad.

Finalmente se optó por la oferta presentada por la empresa Uniformidad y Suministros de Protección S.L. que ofertó el fusil HK G36C, fabricado por Heckler Koch de alta fiabilidad que usan fuerzas de asalto de las fuerzas armadas españolas así como unidades de élite de diversos ejércitos de nuestro entorno. Ahora también las usarán los agentes de la Brigada Mòbil de los Mossos, la unidad antidisturbios.

Con un calibre de 5,56×45 mm puede llegar a disparar 750 proyectiles por minuto y supera de poco los 3,6 kilos. La operatividad de este arma probada desde los años 90 tiene un bajo mantenimiento y la fibra con que está fabricada es un portento de la resistencia.El importe total de adjudicación ha sido de 173.635 euros, de los cuales 143.500 es precio del contrato y 30.135 € de IVA. Cada fusil asciende a 1.750,00, a los que hay que sumar 36 euros del cargador de 30 cartuchos; 818 de un visor de punto rojo;una linterna de 189 euros; 110 por una empuñadora y 62,50 por una pinza para unir más cargadores.

 

El fusil HK G36C que los Mossos han adquirido para la BRIMO.
El fusil HK G36C que los Mossos han adquirido para la BRIMO. (Quico Sallés)

200 subfusiles para la ARRO

Las ARRO, las Áreas Regionales de Recursos Operativos, tendrán también armas nuevas. Este mes de noviembre, el departamento que dirige el conseller Jordi Jané ha comprado 200 subfusiles con un calibre de 9mm. Concretamente, los H&K UMP con una cadencia de tiro de hasta 600 disparos por minuto y con poco más de 2 kilos de peso. La Brigada Mòbil de los Mossos ya había probado esta arma.

La empresa adjudicataria ha sido, como la de los fusiles, Uniformdidad y Suminitros de Protección, que se ha llevado el contrato por 693.354,20 euros con IVA; y 573.020 sin IVA. Particularmente, cada subfusil costará 1278,75 euros a la Generalitat, a los que habrá que añadir el coste de una funda con el logo, aparatos de limpieza, guías, correas, linternas y visores.

 

Más historias deCataluña

A %d blogueros les gusta esto: