Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

Adelanto de “Saber comprar”, de Mariano Gorodisch


portada_saber-comprar_mariano-gorodisch_201610311416-medium

Mariano Gorodisch presenta su primer libro, donde combina sus dos perfiles: el de periodista especializado en economía y consumo como columnista en la televisión y redactor en El Cronista; y el de “Economan”, un excéntrico súper héroe capaz de hacer ahorrar a sus beneficiarios mientras los hace sonreír.

Viajar por menos. Sacar ventaja en la verdulería. Pagar menos la entrada al cine, de celular, un electrodoméstico, un auto, Netflix, wi-fi, subte, electricidad, en el supermercado, en la estación de servicio. Conseguir un crédito hipotecario. Y una pareja que sepa, además de abrir la puerta para salir a jugar, ahorrar.

Las recomendaciones abarcan el vasto universo de lo cotidiano: comidas, actividades, servicios y compras. Pero, como de un paladín de la justicia económica se pueden esperar grandes gestiones, el autor se viste de traje y recomienda negocios reservados para entendidos y avanzados. Le da visibilidad al detrás de escena de la economía financiera. Y desentraña las chances reales de sacar alguna ventaja que permita aprender a comprar o a ganar dinero en ese mundo reservado. 

A continuación un fragmento, a modo de adelanto:

Suponé que tenés la desgracia de enamorarte y para impresionar a tu chica caés en la trampa de hablar de viajes. Una cosa lleva a la otra, uno pierde el control y dice: «Sí, viajemos». ¿Cómo levantamos ese muerto? Lo mejor es suspender el viaje, ponerse papel secante en los pies y el día de partir tener una fiebre de 50 grados. Pero si no podés zafar, hay que usar la cabeza para que el daño sea lo más controlado posible.

3 –  ¿Cómo comprar un pasaje de avión?
El pasaje se puede sacar hasta con un año de anticipación y, por lo general, con cuanto más tiempo lo saques, más barato te sale, porque los primeros asientos que se venden son los más baratos. Por eso, quizás al lado tuyo se sienta alguien que lo sacó al final y pagó el doble por lo mismo que vos.

Los martes y miércoles suelen ser los días más baratos tanto para la ida como para la vuelta, porque por lo general la mayor demanda se concentra en los viernes, sábados, domingos y lunes. Para irte a Europa o a los Estados Unidos, averiguá cuánto te sale si te vas primero a San Pablo, Montevideo o Santiago de Chile, porque saliendo desde ahí suele ser más barato. Y, de paso, hasta podés quedarte unos días.

4 –  ¿Cómo comprar en Cuba?
En la capital del comunismo no paran de florecer las «Cadeca» (acrónimo de las casas de cambio oficiales, como se las conoce en la jerga). Es más, hasta se encuentran abiertas de lunes a domingo durante todo el día. Pese a ello, no hay momento en que no haya una larga fila de cubanos de todas las edades aguardando para poder cambiar sus divisas.

Es que la nación presidida hoy por «el hermano Raúl» —tal como lo llaman sus habitantes— es el único país del mundo donde el Banco Central imprime dos monedas de curso legal: el CUC (cubanos convertibles) y los devaluados pesos cubanos (se deben juntar 25 para poder adquirir un CUC).

Los cubanos ganan un promedio de 16 dólares mensuales, que el Estado les paga en pesos cubanos. Pero para sobrevivir, todos tienen otro trabajo, ya sea manejando un taxi compartido —donde se pueden subir tres pasajeros adelante y cinco atrás, todos apretujados en un auto de la década de 1940—, instalando un pequeño restaurante en su casa —denominado «paladar»—, o aprovechando el patio de su hogar para vender ropa o gaseosas.

Simpáticos y entradores, los cubanos abordan al extranjero en todos los lugares turísticos y les ofrecen hacerles de guía para mostrarles la ciudad. Siempre tratarán de llevarlo a consumir, para que ellos puedan comisionar. Muchos trabajan con turistas, los esperan al salir del hotel y les ofrecen llevarlos a algún restaurante o a un negocio donde vendan souvenirs o habanos y les den una comisión. Además, le pedirán una propina al turista por los servicios prestados, de modo de cobrar a las dos partes, como lo hacen las inmobiliarias.

Muchas veces reciben CUC, que es la moneda predominante en el turismo, entonces van a las casas de cambio para hacerse de pesos cubanos, que es la moneda con la cual deben pagar el supermercado, el transporte y todos los servicios públicos, como agua, luz, gas y teléfono.

En tanto, quienes tienen muchos cubanos en su bolsillo van a cambiarlos por CUC, que es la moneda con la que se compra en los buenos negocios los bienes de calidad y con la que se paga la nafta.

No se suele ver a los turistas en las filas de las Cadeca, pues prefieren cambiar dinero en los hoteles a un precio menor antes que perder tiempo haciendo dos cuadras de cola. Aunque allí, el intercambio de información con los residentes que hacen pacientemente la fila sin ningún gesto de protesta es más que enriquecedor.

Hay que tener en cuenta que a Cuba conviene ir con euros, ya que por el bloqueo con los Estados Unidos, el dólar tiene un sobrecargo del 10%.

Consejo: no llevar tarjeta de crédito. Casi ningún comercio la acepta. Los pocos que lo hacen tienen dificultades para efectuar la transacción, porque muchas veces no les funciona la terminal. En otras ocasiones, no anda bien la línea telefónica y a veces no se puede hacer por falta de electricidad.

La salvación es realizar la operación a mano. Entonces, como sucedía en la Argentina hace varios años atrás, el empleado agarra el formulario, lo pone arriba de la tarjeta y empieza a calcar los datos uno por uno. La tarjeta queda con algunas ralladuras, pero es lo que hay.

5 –  ¿Cómo viajar al exterior más barato?
Fuera de temporada son las palabras clave para hacer grandes ahorros. Por otra parte, para ir a Europa, lo ideal es viajar desde Uruguay, Chile o Brasil, porque así cuesta mucho más barato que saliendo desde la Argentina. Incluso, podés pasarte unos días en las Cataratas del Iguazú y luego cruzarte a Foz do Iguaçu —el taxi sale 600 pesos—, para salir desde ahí hasta Madrid, por 16.150 pesos con una escala en San Pablo.

Con el costo del pasaje de Buenos Aires hasta Iguazú y todo, el viaje a Europa te sale 19.000 pesos contra 24.000 pesos que cuesta saliendo desde Ezeiza.

Para el caso de una familia tipo, de un matrimonio con dos hijos, el ahorro es de 20.000 pesos. O sea, conocen las Cataratas gratis y, además, te sobra plata.

Un pasaje desde Montevideo hasta Madrid se consigue en 11.000 pesos, más 3.000 pesos del boleto de Buenos Aires hasta Uruguay, da un total de 14.000 pesos, contra 24.000 pesos que sale con salida desde «Bi Ei». Un ahorro mayor al 40% (40.000 pesos) para una happy family.

A Nueva York sale 19.000 pesos, contra 10.000 pesos que cuesta volando desde Santiago de Chile; si se le suma el pasaje Buenos Aires-Santiago, da un total de 14.000 pesos, con lo cual se ahorran 5.000 pesos per cápita.

¿Por qué se da este fenómeno? Porque hasta el fin del cepo, muchos aprovecharon el dólar subsidiado de 9 pesos —el 35% de impuesto lo deducían luego por Ganancias— y precompraron hasta con un año de anticipación, por lo que los asientos baratos se agotaron partiendo desde Ezeiza. En cambio, por la crisis económica que atraviesa Brasil, los vuelos hacia Europa y los Estados Unidos salen con muchos asientos vacíos, entonces bajan el precio de los boletos para no perder tantos pasajeros.

6 –  ¿Cómo ahorrar en vuelos en temporada alta?
Navidad y fin de año son días de temporada alta para comprar cualquier cosa. Sin embargo, nadie quiere viajar el 24 a la noche porque pasás Nochebuena en el avión. Tampoco el 31 a la noche. Así que fijate estos días que serán mucho más baratos y, además, te ahorrarás la cena, que es carísima. Te la darán gratis en el avión, y todos brindarán por un mundo mejor. Una manera más que original de pasar Nochebuena o fin de año. Y gratis.

Aún en temporada alta, algunas aerolíneas suelen lanzar las promociones los lunes, y si no venden todo lo que tienen por objetivo, el martes suelen bajar los precios, así que probá ese día. En cambio, los fines de semana suelen aumentar los precios, porque es cuando todos hacen las compras por la web. Andá a contramano.

7 –  ¿Cómo ahorrar en los hoteles?
Apenas entres a la habitación, saqueá los jaboncitos, el champú y la crema de enjuague, así te lo reponen. Y al día siguiente, luego de que te hagan la habitación, hacé lo mismo, porque si no te dejan los que estaban. Y vos ya los pagaste con el precio de la habitación, así que son tuyos.

8 –  New York, New York
Estás en NYC y querés hacerte el culto y además ahorrar en museos. Tranquilo. Podés ir a museos que cuestan 100 dólares para 4 personas por solo 5 dólares. Seguime.

El famoso Met, el Metropolitan Art de Nueva York, al igual que varios otros museos, salen 25 dólares, pero son precios sugeridos, ya que vos podés hacer una contribución, donde te piden que seas lo más generoso que puedas.

O sea, en lugar de pagar 100 dólares para 4 personas, vos podés pedir 4 entradas y decir que vas a hacer la contribution y les das 5 dólares. Hay otros que tienen días gratis, para ahorrarte la contribution. Desde Battery Park te podés ir en barco a ver la Estatua de la Libertad y apreciar cómo se ve la Gran Manzana desde la otra orilla, gratis.

Saber comprar

Más de 100 maneras de ahorrar con inteligencia.

Escrita por: Mariano Gorodisch

Publicada por: Planeta

Fecha de publicación: 11/01/2016

Edición: 1a

ISBN: 978-950-49-5516-0

Disponible en: Libro de bolsillo

Más historias deCosas que pasan

A %d blogueros les gusta esto: