Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Martes, 6 de diciembre de 2016

Deja la huella de sus nalgas en el lugar del crimen



Deja la huella de sus nalgas en el lugar del crimen. Lo normal, es que la policía tengo que a través de huellas dactilares, buscar a los malhechores. Pero ahora tienen un caso complicado. Se preguntaran ustedes cual es la complicación del caso. No se preocupen que para eso estamos nosotros. La dificultad no es otra, que las huellas que encuentra la policía, son las nalgas del delincuente. Ya ven hay ladrones que tienen sentido del humor o no, depende como se mire.

Deja la huella de sus nalgas en el lugar del crimen

No era lo que los investigadores de la policía esperaban encontrar al usar los químicos para descubrir huellas digitales: las nalgas del supuesto ladrón perfectamente marcadas en una puerta de vidrio.

El extraño hallazgo se produjo este fin de semana en un centro comunitario de Wodonga, en el sureste de Australia, a uno 180 kilómetros de Melbourne, donde las autoridades investigaban un robo.


El sargento Shane Martin, de la policía del distrito de Victoria, le dijo al periódico The Age que nunca había visto algo parecido.

Deja la huella de sus nalgas en el lugar del crimen

“Quizás lo hicieron por bromear o tal vez querían romper la puerta recostándose contra ella. Pero no entiendo por qué lo hicieron sin pantalones”, dijo.

Los ladrones se robaron un televisor y activaron un extintor contra incendios. La policía busca a tres individuos en un vehículo negro.  Y ahora ustedes, como hacemos nosotros, nos ponemos a pensar y llegamos a la siguiente conclusión ¿Cómo lo hará la policía? ¿Tienen un centro de datos donde están todas las nalgas de  los malhechores y delincuentes del lugar? ¿O los van a poner con las posaderas a la aire y van a tomar huellas y las posaderas de media delincuencia? Queridos lectores, dudas que no nos hacen vivir tranquilos. Una cosa mala.

Resumen :

Quizá te interese

Compártelo en tus Redes Sociales

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más historias deCosas que pasan