Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

Todos divididos perderemos


Juan Perón lo tenía muy claro: la unidad es el gran secreto para imponerse en las elecciones. Su idea de unidad era realmente amplia. No sólo llegó a incluir a los distintos, también a enemigos declarados. El fundador del peronismo siempre fue la amalgama que pegaba hasta a los irreconciliables, en especial, ante un proceso electoral. El método no necesariamente es virtuoso. La violencia de los setenta lleva esa marca. También los procesos que vivió el peronismo post dictadura pero sin aquel dramatismo. El peronismo triunfante es un paraguas generoso. En la derrota el paraguas se desgaja como si hubiese soportado un tsunami. La decena de actos en los que se conmemoró el 17 de Octubre de 1945, expone el nivel de división que existe en el peronismo después de la victoria de Mauricio Macri.

No hubo acto central organizado por el PJ nacional. Hubo dos en la Ciudad de Buenos Aires: uno organizado por el PJ porteño que preside el gremialista Víctor Santa María (Suterh), en el cual participó, mediante videoconferencia desde Santa Cruz, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El otro lo organizaron el Movimiento Evita Capital y la Corriente Nacional de la Militancia con Jorge Taiana, Daniel Filmus y Eduardo Valdés. El PJ Bonaerense convocó en Berisso allí estuvo el ex gobernador Daniel Scioli invitado por el presidente del partido Fernando Espinoza y contó con la presencia de legisladores nacionales provinciales e intendentes, entre ellos, la titular de La Matanza, Verónica Magario. El intendente Jorge Ferraresi organizó un festival en Avellaneda que comenzó el sábado. También hubo actos organizados por Diego Bossio, Julián Dominguez y los gobernadores. Y hasta una delegación peronista celebró el Día de la Lealtad con el Papa Francisco en el Vaticano. La CGT convocó en la histórica quinta de San Vicente.

El cónclave más simpático fue el convocado por Gerónimo “Momo” Venegas, titular del gremio de los trabajadores rurales. Sin ponerse colorado convocó con la figura de Juan Domingo Perón y el color amarillo del PRO. “El peronismo en Cambiemos”, fue el slogan del acto convocado en el club Atenas de La Plata.

Más allá de la docena de reuniones en las que se cantó la marchita se puede identificar a cuatro grandes sectores del peronismo.

Peronismo opositor:
El que se referencia con la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner. Aquí están la Cámpora, otras organizaciones como Nuevo Encuentro, ex funcionarios, diputados y media docena de senadores nacionales. Intendentes como Verónica Magario y Jorge Ferraresi. En general reivindican todo lo actuado en los tres gobiernos kirchneristas y cuestionan abiertamente las políticas de la actual gestión.

Peronismo reformista:
Es el grupo más numeroso y con mayor cantidad de matices. Incluye a la mayoría de los gobernadores del PJ. Va desde Daniel Scioli (más cerca del kirchnerismo) hasta Miguel Angel Pichetto (el dirigente más alejado de la ex presidente y más cerca de los gobernadores). Hay distintos grupos de intendentes, legisladores y dirigentes sindicales. También se ubica en este sector Florencio Randazzo, quien no oculta su intención de ser candidato el año próximo. Aquí están el Movimiento Evita y otras agrupaciones que se alejaron del kirchnerismo puro y duro. Este sector reivindica “lo que se hizo bien” pero no oculta críticas a la gestión que terminó el 10 de diciembre pasado. Cuestionan también la estrategia electoral que llevó a la derrota en la Nación y en Buenos Aires. El senador Juan Manuel Abal Medina junto a un grupo de dirigentes, impulsa una interna amplia (PASO) de todas las variantes del peronismo para definir las candidaturas del 2017.

Peronismo dialoguista:
En los dos sectores mencionados, con ironía, lo llaman “peronismo amarillo” por su relación cordial con el gobierno nacional. Los principales referentes son el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey y el diputado Diego Bossio pero también participan de este grupo gobernadores como Roxana Bertone (Tierra del Fuego) y Sergio Casas (La Rioja).

Peronismo Renovador:
El Frente Renovador es la variante que apuesta a jugar por fuera del PJ. Sergio Massa es su principal figura. En este grupo se destacan José Manuel De la Sota, Roberto Lavagna y Felipe Solá. Por ahora, descartan participar de unas PASO con otros candidatos peronistas. Dos de los tres secretarios de la CGT se referencias con el FR.

En la coalición de gobierno celebraron el mosaico de actos con los que se recordó el día en que miles de personas reclamaron la libertad del entonces coronel Juan Perón en las calles de Buenos Aires. Fueron un espejo de la división y, es sabido, la división en el peronismo es sinónimo de su derrota.

Más historias deCosas que pasan

A %d blogueros les gusta esto: