Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 9 de diciembre de 2016

'Blair Witch': Ya nadie se marea en el bosque de la bruja


Sección Oficial

Varapalo de los grandes el que se ha llevado la última película de Adam Wingard en Sitges. El remake de ‘El proyecto de la Bruja de Blair’ ha sido despedido con abucheos por el público. Analizamos el por qué.

Gerard Alonso i Cassadó

Wes Robinson en 'Blair Witch'.

Wes Robinson en ‘Blair Witch’.

Qué: James (James Allen McCune), hermano de una de las personas que desapareció en el Bosque de Blair en ‘El Proyecto de la Bruja de Blair’ (D. Myrick y E. Sanchez, 1999), viaja hasta la zona junto a unos amigos y un completo equipo de grabación para tratar de descubrir qué le ocurrió a su hermana.

Quién: Adam Wingard, uno de los mayores talentos del cine de género en Estados Unidos gracias a títulos como ‘Tú eres el siguiente’ (2011) o ‘The Guest’ (2014). Actualmente rueda la adaptación al cine del anime ‘Death Note’.

Y qué tal: ¿Cómo regresar a ‘El Proyecto de la Bruja de Blair’ dos décadas después? Es la pregunta que ha tenido que rondar por la cabeza de Adam Wingard durante todo este tiempo. Ante todo, el film de D. Myrick y E. Sanchez fue más un gran fenómeno mediático que una gran película de terror. Y ahí radica el mayor problema de ‘Blair Witch’. El Full HD ha sustituido al framing. La imagen, y el público, han perdido su inocencia. Y lo que entonces funcionaba, ahora languidece frente la realidad que nos rodea.

Wingard actualiza el sistema operativo de las imágenes de aquella película. Utiliza microcámaras que se amoldan a la oreja, drones y toda la tecnología posible, pero opta por jugar con sus mismas armas. La cámara, nerviosa, sigue mostrándose inoperante a la hora de mostrarnos con claridad el terror ante nuestros ojos, pero del mismo modo que ya nadie se marea con los planos movidos, esas imágenes ya no asustan a nadie porque han perdido leyenda. Todos sabemos que esto ya no es un documental, ni un falso documental, sino una ficción-homenaje. Y por ello observamos con ojos escépticos como esos personajes que parecen pasar tanto miedo no son capaces de transmitírnoslo.

¿Podía hacer otra cosa Wingard con esta película? Es lo mismo que preguntarse qué podría haber hecho Gus Van Sant con el remake de ‘Psicosis’ en vez de copiar la película de Hitchcock plano a plano. ‘Blair Witch’ es un film tremendamente autoconsciente, conocedor de que se enfrenta a un reto imposible, pero sabedor de que debe ser juzgado por su honestidad. Y honesta, la película, lo es un rato. Otra cosa es si con eso le basta para ser merecedora de nuestra atención.

Más historias deChiiist!

A %d blogueros les gusta esto: