Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Martes, 6 de diciembre de 2016

¡Cabreo monumental de Luis Enrique en el descanso de Anoeta!


Luis
Enrique habló claro ayer en sala de prensa a la hora de analizar el pésimo partido del Barça en Anoeta. El técnico azulgrana fue claro: “Hemos hecho un partido desastroso sin balón. No merecíamos ni empatar, no merecíamos nada. El partido se decide en cada duelo y no hemos ganado ninguno”, aseguró. Y añadió: “No hemos dado ni cinco pases seguidos. Ni de lejos hemos estado al nivel necesario para poner en apuros a la Real, que ha hecho un partido maravilloso. Al final pudimos ganar pero habría sido muy injusto”.

Pero si Luis
Enrique fue claro y contundente al hablar ante los medios de comunicación sobre la mala actuación de sus hombres, también lo fue en el descanso. Y es que la charla en el vestuario de Anoeta en el intermedio del partido fue caliente. El técnico quiso hacer reaccionar a sus futbolistas y no se cortó. A voz en grito les censuró su floja actitud de la primera parte y su escasa intensidad a la hora de disputar el balón. “Jugando así no le podemos ganar a nadie”, fue su mensaje.

Enfado durante la primera parte

Luis
Enrique había acabado muy caliente la primera parte. En el banquillo se le vio primero preocupado y luego enfadado por el ‘meneo’ que estaba recibiendo su equipo y por la inferioridad que demostraron la mayoría de sus hombres a la hora de disputar el balón con los de la Real Sociedad. Prueba de que lo veía negro fue que decidiese cambiar a un ‘peso pesado’ como Rakitic en el descanso. Y es que el croata fue en Anoeta el claro exponente de los pecados detectados por Luis
Enrique: desacertado tanto en la presión como con el balón en los pies.


Más historias deDeportes

A %d blogueros les gusta esto: