Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Domingo, 11 de diciembre de 2016

De la maldición de Anoeta al empate milagroso


Un baño sin gol de la Real Sociedad en la primera parte, dos postes de Vela en la segunda, un gol mal anulado a Juanmi… El Barça también tuvo ocasiones más por ráfagas individuales que por juego colectivo, pero aunque sigue sin ganar en Anoeta por séptima visita liguera consecutiva esta vez no se puede hablar de maldición porque el 1-1 fue casi milagroso. Messi, tras genialidad de Neymar, dio un punto de oro a un Barça que afrontará el Clásico a seis puntos del Madrid.

Sin restar méritos a las victorias de la Real en los últimos años, especialmente valorando las diferencias en el presupuesto de ambos clubs, el factor cómún en estas últimas seis temporadas aciagas en Anoeta habían sido las rotaciones de los distintos técnicos por las exigencias del calendario. Si Luis Enrique tuvo en cuenta el pasado, o simplemente pensó que dentro de tres días se jugará un partido de Copa menos comprometido ante el Hércules, solo lo sabe él, pero lo cierto es que repitió el once del 0-2 ante el Celtic en Glasgow, con André Gomes otra vez en la posición del lesionado Iniesta. Lanzó un mensaje así a sus jugadores: partido de los grandes, sin pruebas ni exámenes, prohibido fallar para no quedarse a siete puntos del Real Madrid antes del Clásico.

Eso no impidió que las primeras aproximaciones fuesen de la Real, un cabezazo forzado de Zurutuza tras servicio de Vela en el 2’ y un centro peligroso de Yuri en el 4’ fruto de la excelente presión del equipo de Eusebio, crecido por los precedentes ante el Barça y lanzado por los recientes resultados ligueros. El Barça era incapaz de dar tres pases seguidos y mucho menos de acercarse a la portería de Rulli. El cabezazo de Xabi Prieto en el 14’ ya fue el primer aviso serio. Ter Stegen evitó el gol de un equipo donostiarra superior en el arranque. El propio capitán de la Real cabeceó fuera en posición inmejorable en el 18’ y un remate cruzado de Vela en el 19’ se cantó gol en Anoeta. Hasta Iñigo Matínez se atrevió a poner a prueba al portero alemán en el 20’ tras una anticipación soberbia ante Messi.

Era un baño sin gol de la Real Sociedad en 30’ primorosos, con más posesión (55 a 45 por ciento), córners (5-0) y ocasiones (4-0). Con el tridente sin balones por las anticipaciones de Yuri, Iñigo Martinez, Navas y Carlos Martínez, el resto del equipo no se imponía en los pulsos individuales. Oyarzabal superaba a Sergi Roberto en una banda, Vela incordiaba a Alba en la otra e Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto mandaban con calidad y entrega sobre Rakitic, Busquets y André Gomes. Nada hacía bien el Barça, a merce de una Real que volvió buscar el gol con remates de Oyarzabal desde fuera del área y Wilian José, de cabeza.

Luis Suárez fue el primero en dar señales de vida en ataque con una media vuelta sorpresiva desde lejos tras un robo de balón. ¡En el 40’! El remate saló desviado por poco, pero era un bagaje pobrísimo para un campeón de Liga que quiere volver a serlo.

Con Denis Suárez en el campo sustituyendo a Rakitic, el primero en gopear en la segunda parte fue el Barça. Rulli desvió la falta lanzada por Neymar. Pero fue un espejismo. Vela fue el más vivo en un balón largo, Mascherano hizo aguas, Ter Stegen salvó el remate del mexicano, pero el rechace lo cazó Willian José de cabeza y Piqué, con un enorme vendaje en su tobillo dañado, no pudo sacarlo bajo la línea aunque no llevaba potencia, pero sí colocación. El desbarajuste habitual en Anoeta y 1-0 en el 53’.

Esta vez, a diferencia de otros años, sí hubo reacción liderada por Neymar. Su jugadón por la izquierda, con dos cambios de ritmo brutales para dejar atrás a dos rivales, y su asistencia la aprovechó Messi para lograr el 1-1 en el 59’. El argentino controló y fusiló con la izquierda.

El partido seguía dominado por una Real exquisita en el toque y con más chispa en cada balón dividido, aunque con menos llegadas que en la primera parte. Eusebio no se conformaba con el 1-1 y dio entrada a Canales y Juanmi por Xabi Prieto y Willian Jose, que lo habían dado todo. Y casi le sale bien en el 76’, muy pronto. A Juanmi le fue anulado un gol legal en el 76’ por fuera de juego inexistente tras trallazo de Vela al larguero. Y Yuri midió mal su potencia en una contra de gol.

Más por orgullo que por juego, el Barça rozó el 1-2 en dos acciones seguidas en el 80’. Denis Suárez, en fuera de juego, obligó a Iñigo Martínez a salvar bajo palos y Mascherano cabeceó fuera un córner por poco. Pero la Real no había dicho su última palabra y Vela estrelló otro zurdazo en el poste antes de que Granero, el tercer cambio, rematara alto en la última ocasión de una Real mejor que un Barça que afrontará el Clásico a seis puntos del Real Madrid.

Más historias deDeportes

A %d blogueros les gusta esto: