Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 9 de diciembre de 2016

El 1×1 del Barça en Anoeta


Ter Stegen
Atormentado

Por un día se sintió el portero de un equipo menor, de esos que viven en tensión permanente por salvar los muebles. Es lo que hizo. Encajó sólo un gol y esa fue para él la mejor noticia, visto lo visto.

Sergi Roberto
Mustio

Fue intrascendente como carrilero y demasiado facilón como defensa. Estuvo muy, muy lejos de las prestaciones que ofreció a principio de temporada.

Mascherano
Íntegro

Con Piqué, lo más parecido a sí mismo. Nada como para tirar cohetes. Ante la nulidad ofensiva intentó meter algún balón a la espalda de la zaga de la Real. En el gol local pudo ser objeto de una falta por parte de Vela. El hecho de que nadie la protestara también definió como vivieron unos y otros el partido.

Piqué
Sufrido

Dio la impresión de ser el jugador más consciente de lo que se estaba jugando el Barça. Se le vio padeciendo como nunca. Tuvo que emplearse en coberturas al límite, una de las cuales estuvo a punto de dejarlo fuera de combate enseguida. Aguantó toda la segunda parte casi a la pata coja y aun así poco le faltó para evitar el 1-0. Aunque sólo fuera por contagio, los demás debieron seguir su ejemplo. No fue así.

Alba
Dañado

Dio el otro gran susto en el Barça de la primera parte, cuando una mala caída sobre su rodilla derecha pareció llevarle a lo peor. Por suerte, siguió en el campo, aunque también para él la noche fue una auténtica pesadilla .

Busquets
Irreconocible

Falló en la primera parte más pases de lo que habrá errado en media temporada en otras épocas. Pero, sin ‘alter ego’ claro para él, lo está jugando casi todo. Illarra le ganó la partida sin medias tintas: 14 recuperaciones a seis.

Rakitic
Desconocido

Vivió uno de sus peores ratos desde que fichó por el Barça. Como todo el centro del campo, no ganó un solo balón dividido. Relevado al descanso. Él fue quien pagó los platos rotos en uno de esos días en que los entrenadores suelen desear cambiar a los once.

André Gomes
Gélido

Luis Enrique volvió a darle minutos sin Iniesta, pero siguió ofreciendo ese aire de despreocupación que no le hace ningún favor. Su actitud contemplativa sin balón, y su irrelevancia con él, no justificó en absoluto su alineación.

Messi
Mínimo

No se le recuerda una primera parte tan floja, sin apenas contacto con el balón y, cuando lo tuvo, lo más difícil: con toque grueso. Tras el descanso, la única vez en que se dejó ver fue gol. Así es la vida: el peor Messi salvó lo mejor del partido, ese punto que vete a saber si algún día te acordarás. ¿Vuelve una Messidependencia que parecía superada?

Luis Suárez
Farragoso

Sin inspiración, esta vez no le llegó el orgullo. Hizo el primer chut del Barça en el minuto 40, pero estuvo muy lejos de ser la amenaza que suele ser para las defensas.

Neymar
Pírrico

El domingo empezó ya muy raro para él con su Ferrari abollado. Durante la primera parte no dio una a derechas y, aunque en la segunda se rebeló contra su propia inoperancia, tampoco él aprobó. Eso sí, protagonizó la internada del 1-1, con asistencia a Messi.


Denis Suárez
Solitario

Fue el único cambio que introdujo Luis Enrique cuando el partido pedía a gritos una fuerte sacudida. ¿Y el fondo de armario?

Más historias deDeportes

A %d blogueros les gusta esto: