Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Domingo, 4 de diciembre de 2016

Benzema se examina en el clásico


Su carácter intimista, alejado del foco, no le ayuda. Es un futbolista de muchos recursos técnicos y su idiosincrasia minimalista le resta protagonismo en el Real Madrid, que buscará su versión «derbi» en el Camp Nou. Benzema es un delantero centro que no posee la ambición goleadora de Cristiano, de Hugo Sánchez, de Santillana. Prefiere dar la asistencia letal a Ronaldo antes que marcar el tanto. Tiene mentalidad de «10», no de «9». Y esa postura personal perjudica su situación cuando las cosas no salen. Anotó una diana decisiva en Lisboa y no se ha destacado, acusa su compatriota en jefe, Zidane. Cuatro días más tarde era silbado en el Bernabéu por el mal partido de todo el equipo.

El «nueve» paga el precio de no tener la ambición goleadora de Cristiano, de Higo Sánchez, de Santillana, y sus pases al portugués quedan en segundo plano

Es uno de los patitos feos de la afición. Si algo marcha mal, el francés es señalado por no presionar como otros jugadores. No es tribunero en despliegues físicos para forzar un fuera de banda. Y lo paga. El Real Madrid tiene abolengo para discernir esas cosas.

Ocho goles al Barcelona

En el Camp Nou siempre ha jugado bien. El barcelonismo ensalza siempre sus controles de balón, sus movimientos para descolocar a los centrales rivales, su apertura de espacios y sus pases a Cristiano y Bale. Ha marcado ocho veces en veinticuatro clásicos. La pasada campaña firmó el empate a uno. Cristiano sentenció después con el 1-2. Y se anuló un tanto legal a Bale. Benzema quiere redimirse en su territorio comanche preferido.

El barcelonismo elogia sus controles de balón, sus movimientos para descolocar a los centrales enemigo, su apertura de espacios y sus pases a Cristiano y Bale

En el madridismo no se elogian tanto las virtudes del futbolista fichado por Florentino Pérez en 2009. Ancelotti y Ronaldo le defendieron en otros dos momentos críticos, en 2013, para subrayar su trabajo silencioso en favor del ataque. «Karim sabe que el Bernabéu siempre le pedirá más, aunque marque goles decisivos», señala Zidane para indicar el 1-2 del José Alvalade. «A mí me pitaron».

Que no se pisen la manguera

En los últimos tiempos, la tendencia de Cristiano a ser más delantero centro y menos extremo izquierda ha supuesto que en muchas ocasiones haya dos hombres en el área enemiga que se pisan la manguera para enchufar el gol. Sucedió frente al Sporting de Gijón. Se perjudicaron ambos. Y el que salió peor parado fue Benzema, pues el portugués tiene una varita mágica para solucionar los problemas con su remate.

Se ha picado constantemente al ser sustituido constantemente en nueve de la diez jornadas de Liga que ha disputado y en sus encuentros de Champions. En Barcelona se examina de «continuidad»

En el Camp Nou, el francés se abrirá hacia la izquierda para dejar pasillo al luso camino del área. Baja durante un mes en el estreno de la temporada por su recaída en la lesión de cadera, trabaja duro para recuperar su ritmo. Necesita ofrecer lo mejor de su fútbol y asentarse en la titularidad.

Se ha picado constantemente al ser sustituido en nueve jornadas de Liga de las diez que ha disputado. Ante el Sporting acabó su primer encuentro. En La Masía se la juega.

Más historias deReal Madrid

A %d blogueros les gusta esto: