Zidane: «Me molestan las palabras de Hollande»

La experiencia y el temple de Zidane le hacen ser siempre muy comedido y prudente. Siempre encuentra ese gris que no decante la balanza por el negro o el blanco. Por eso no puso el grito en el cielo con los cuatro empates consecutivos antes del parón por selecciones, ni tampoco ahora se ha venido arriba tras la brillante victoria en el Villamarín: «Ya no toca pensar más en el 1-6. Ahora toca el Legia. Los jugadores hicieron un trabajo fenomenal y estoy satisfecho, pero ya hay que olvidar ese partido».

Contra el Legia, Zidane no quiere confianzas. Hay una gran diferencia de nivel entre ambos equipos, pero el entrenador francés no piensa lo mismo: «Si está en la Champions es porque se lo ha ganado. La gente pensará que no estamos de igual a igual, pero si no somos intensos y le complicamos el partido desde el principio, será difícil. Pensar que les vamos a meter muchos goles no es lo correcto». Zidane sabe que un eventual empate a puntos con el Dortmund, quizás el primer puesto se decida por el goal average general, pero él no piensa en eso ahora: «Hay que salir a esforzarse, jugar bien y ganar. El partido será cincuenta cincuenta y quizás en el otro duelo del grupo pueden empatar».

Zidane, contento con Isco tras su gran partido ante el Betis, «me gusta mucho. Está trabajando muy bien», también valoró positivamente la vuelta de James: «Ya ha entrenado con normalidad y está recuperado. También le veo muy bien». Además, el entrenador galo también quiso ensalzar los minutos de Lucas Vázquez, Asensio y Morata, jugadores de peso en la plantilla pero que no gozan de demasiados minutos: «Ellos saben dónde están y saben que tendrán oportunidades. Pero esté quién esté aquí de entrenador siempre habrá jugadores que tengan menos minutos que otros. Yo hablo con ellos habitualmente y lo importante es que cada vez que salen, compiten muy bien»

Por último, el técnico del Real Madris mostró su descontento por la palabras de Hollandes, en las que criticaba a Benzema de falta de moralidad y a otros jugadores de la selección francesa de tener poco cerebro: «Son desafortunadas sus palabras. Calro que molestan. Te pueden criticar por motivos deportivos, pero no decir cosas raras. No tengo explicación a por qué dice eso y no lo comparto, pero es libre de opinar».