Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

La difícil adaptación de los nuevos


Los fichajes efectuados el pasado verano por el Barça se planificaron pensando en mejorar la plantilla, toda vez que el equipo de Luis Enrique había llegado al final de la temporada anterior desfondado y casi sin energías, ya que el técnico asturiano contaba con un once muy definido que apenas tocaba, especialmente en los partidos grandes. Después de un año sin renovar la plantilla a causa de la sanción de la FIFA, Luis Enrique contaba poco en el banquillo.

Con los refuerzos de esta temporada, el desgaste debería estar en teoría mejor repartido, con el objetivo de llegar a los meses decisivos mejor que en el ejercicio pasado. Sin embargo, los planes se han ido torciendo por diversos factores. El primero, las bajas. Inoportunas lesiones han obligado a Luis Enrique a forzar la máquina. En un momento u otro han estado lesionados de mayor o menor gravedad Ter Stegen, Cillessen, Sergi Roberto, Aleix Vidal, Mathieu, Mascherano, Umtiti, Piqué (todos los centrales), Jordi Alba, André Gomes, Rakitic, Rafinha, Arda Turan, Iniesta y Messi.

El segundo factor que está perjudicando al Barça es la falta de adaptación al sistema de algunos de los nuevos. Entre una cosa y cosa, el papel de lo que se conoce como ‘fondo de armario’ es por el momento discreto. El hecho de que Luis Enrique raramente apure el cupo de cambios es una prueba. Lo que está claro es que el balance global de la aportación de los nuevos es discreto, siendo generosos. El agravante es que la baja forma de algunos titulares hace que las condiciones para su adaptación no sea el mejor.

CILLESSEN

Sólo ha jugado un partido y el Barça perdió, en casa ante el Alavés. Aportación testimonial por parte de un portero que no le está discutiendo el puesto a Ter Stegen. Masip, como en años anteriores, se limita a entrenar.

ALEIX VIDAL

Está de luna de miel. Con eso está dicho todo. El gran fracaso de la gestión de Luis Enrique, que no cuenta con él para nada, lo que obliga a Sergi Roberto a jugarlo todo. Como Cillessen, jugó contra el Alavés y desde entonces ni se está ni se le espera.

UMTITI

El mejor de los nuevos. Teórico tercer central, sus buenas actuaciones le llevaron a la titularidad hasta que se lesionó. Después de no lesionarse en toda su carrera, ha vuelto lesionado dos veces de sendos parones FIFA. La defensa se está resintiendo de su ausencia.

MATHIEU

Lleva tiempo ya KO y cuando estaba a punto de reaparecer ha recaído. Un contratiempo inesperado que ha obligado a Luis Enrique a forzar la máquina con Piqué. Cuando sale cumple. El problema es su inestabilidad muscular.

DIGNE

Empezó fuerte, gozando de minutos a causa de las lesiones de Jordi Alba, pero el lateral de L’Hospitalet sigue siendo incontestable en la titularidad. Cuando juega, es solvente en defensa, pero no su entendimiento con Neymar en ataque no es el mismo que el de Alba. De los nuevos, es de los que puede decirse que cumple con su cometido, aunque ha ido a menos.

ANDRÉ GOMES

Luis Enrique le da oportunidades y no termina de arrancar nio de encontrar un sitio en el engranaje barcelonista. Tras un amago de convertirse en alternativa a Busquets, no ha acabado de cuajar en el papel y como interior le está costando adaptarse al juego del equipo, a pesar de que el técnico cuenta con él más que con Denis o Rafinha.

DENIS SUÁREZ

Irregular. Ha combinado momentos muy buenos, como la segunda parte ante el Sevilla o su entrada en Vigo, con actuaciones más decepcionantes, como los tropiezos en casa ante Alavés y Málaga. Aprobado justito. Debe dar un paso más.

RAFINHA

Tras cumplir con creces en su cometido como relevo para los interiores o como sustituto de Messi durante su lesión, han pasado dos partidos en los que el equipo se lo jugaba casi todo y no ha participado: Celtic Park y Anoeta. Jugó de titular frente al Málaga y desapareció del mapa.

ARDA TURAN

Cabe esperar más de un jugador por el que se pagaron 40 millones y que llegó con un bien ganado prestigio. Le cuesta adaptarse al 4-3-3 del Barça como interior, por lo que actualmente es el sustituto de Neymar o de Messi, compitiendo con Rafinha por ese rol. Comenzó fuerte y ha ido decreciendo en su rendimiento.

ALCÁCER

No hay debate. No está funcionando y, de momento, no es una alternativa creíble a Suárez y mucho menos a los otros dos delanteros. Necesita un margen de tiempo, pero tanto Sandro como Munir rindieron mejor en las anteriores campañas.

Más historias deDeportes

A %d blogueros les gusta esto: