Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Lunes, 5 de diciembre de 2016

Las claves de la batalla táctica Luis Enrique-Zidane


Las horas previas al Clásico serán intensas a todos los niveles, pero especialmente en el apartado de la batalla táctica que librarán ambos entrenadores. La primera impresión puede llevar a pensar que los dos onces iniciales están clarísimos, pero no es así. De hecho, tanto Luis Enrique como Zinedine Zidane se están guardando mucho de poner sus cartas boca arriba. Y es que ambos tienen alternativas para sorprender a su colega de banquillo. En el FC Barcelona el estado físico de jugadores como Jordi Alba y Gerard Piqué induce a tener cautela a pesar de que la importancia del partido lleva a pensar que muy mal deberían estar para quedarse fuera del mismo. Pero su estado real sólo lo conocen ellos, Luis Enrique y el doctor Pruna.

Por otro lado, otros dos jugadores como Umtiti e Iniesta salen de sendas lesiones y aunque la lógica indica que estarán en perfectas condiciones para estar a disposición de Luis
Enrique, el Clásico es un partido tan exigente que el técnico valorará su estado físico con lupa. Al menos Umtiti ya pudo jugar 70 minutos contra el Hércules.

En todo caso, Luis Enrique maneja diferentes alternativas. Una, reforzar el lateral a nivel defensivo con Mascherano, como ya hizo ante el City. Una decisión que descabalgaría a Sergi
Roberto siempre que no le reubicase en la media. Y es que el mal momento de Rakitic, sustituido en el descanso de Anoeta por su floja actuación, podría dejarle de nuevo en el banquillo. El croata tiene galones pero el mal papel ante la Real da carta blanca a Lucho para actuar con dureza con cualquier jugador a excepción del intocable Tridente y de Gerard
Piqué. En caso de que cayese Rakitic, Rafinha sería una alternativa, al igual que Roberto, de quien se recuerda una gran actuación en el Bernabéu en la medular el día del 0-4 de la pasada Liga. Si Mascherano pasase al lateral, implicaría la entrada en el once de Umtiti junto a Piqué.

En el Real Madrid, Zidane maneja varias opciones ante la ausencia de Bale. Por un lado, puede apostar por su habitual 4-3-3 (con Lucas
Vázquez por la derecha, Cristiano por la izquierda y Benzema de ‘nueve’) o retocarlo para dibujar un 4-4-2 con Lucas más retrasado en una medular junto a Isco, Modric y Kovacic. Incluso podría tirar Zizou de un defensivo 4-2-3-1 con un doble pivote con Modric y Kovacic y con Isco y Lucas en los interiores.

El técnico francés también tiene otro arma que puede utilizar: el recuperado Casemiro, un jugador que da mucha consistencia a la medular porque lo barre casi todo. Zidane se está planteando seriamente que juegue mañana.

Más historias deDeportes

A %d blogueros les gusta esto: