Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Martes, 6 de diciembre de 2016

Nico Rosberg, campeón del Mundo de F1 en Abu Dhabi


Nico Rosberg ya es campeón. Hasta este domingo en Abu Dhabi, el alemán era conocido como el piloto con más victorias (23) sin haber logrado un título, y con una carrera soberbia llena de nervios y tensión, el alemán se coronó por fin como el nuevo rey del gran circo. Lo hizo siendo segundo por detrás de Hamilton y por delante de un Vettel que le puso contra las cuerdas hasta el final de la carrera. Pero el nuevo campeón superó las dificultades que se le pusieron en el camino con mucha seguridad y cabeza, demostrando el gran cambio de mentalidad que ha hecho esta campaña, clave en la consecución del ansiado título. El germano se mantuvo firme sin agachar la cabeza ante la constante presión psicológica a la que fue sometido en las últimas cuatro carreras por el dominio aplastante de un Lewis que no tenía nada que perder. Ello se vio en unas últimas cinco vueltas apasionantes, con Hamilton buscando el error de su compañero ralentizando la carrera para que Vettel y Verstappen pudieran pasar a Nico. Pero el campeón resistió con uñas y dientes para celebrar su primer Mundial y volver a poner el apellido Rosberg en lo más alto, como ya hizo su padre en 1982.

Red Bull falló en la salida y Verstappen puso a Rosberg a prueba

La carrera empezó con una salida limpia para Hamilton y Rosberg. El británico empezó marcando el ritmo desde el inicio mientras que los Red Bull diluyeron sus posibilidades a hacerse con el podio después de que Raikkonen pasara a Ricciardo y por un trompo de Verstappen que le dejó en la posición 18. Verstappen empezó una tremenda remontada sin dejar de pensar en el objetivo del podio y Ricciardo sorperendió sin prácticamente alargar su primera parada con el súper blando, algo que le podía haber otorgado más ventaja. Empezó entonces el baile en los boxes, con el foco puesto en Rosbegr, que se defendió del undercut de Raikkonen en su primer pit stop por escasas milésimas. El alemán entro a pista justo por delante del finlandés, superando así su primer examen del día.

El segundo llegaría un poco más tarde. El neerlandés alargó al máximo su primera parada, haciendo durar el compuesto súper blando durante 21 vueltas. Ello le colocó en la segunda posición por delante de Nico Rosberg. El holandés empezó a hacer un gran trabajo de equipo frenando a Nico para facilitar que Ricciardo pudiera alcanzar al alemán, pero el nuevo campeón empezó a gestarse con una maniobra en la que arriesgó el título y también lo ganó.

El teutón pasó a Verstappen en la vuelta 20. Su Mercedes rozó RB12 de Max, que no pudo con la potencia del propulsor de su rival para evitar el adelantamiento. Justo después, Verstappen realizó su primera y única parada poniendo el neumático blando que le llevaría hasta el final junto a su compañero Ricciardo.

Vettel, el gran protagonista final

Sebastian Vettel se unió a la fiesta gracias a una gran estrategia de Ferrari. esta vez, la escudería italiana dio en el clavo haciendo que Sebastian alargara su segunda parada al máximo mientras lideraba la carrera ante Hamilton y poniéndole a Vettel el compuesto súper blando para el final de la carrera. ‘Seb’ entró a pista en la séptima posición pero protagonizó una remontada sublime que le llevó a la tercera plaza para poner en riesgo la segunda posición de Rosberg.

Hamilton ralentizó la carrera

En las últimas vueltas, Hamilton puso nervioso a Rosberg ralentizando el ritmo y obligando a Rosberg a tener que defenderse de Vettel. “Si sigue así, pido permiso para adelantar a Hamilton”, exclamó furioso el líder del campeonato por radio mientras Mercedes le pedía a Lewis que fuera más rápido si quería ganar la carrera. Pero Hamilton se agarró a las pocas esperanzas de ser campeón que le quedaban hasta la última vuelta y Rosberg pasó el último examen del día aguantando los ataques de su compatriota. Corría el peligro de tocarse con Vettel y echara perder el Mundial, pero Nico quiso defenderse como un auténtico campeón, callando a las críticas por su conservadurismo de las últimas carreras, coronándose como campeón del mundo por primera vez en su carrera.

Alonso puntuó y Sainz abandonó

Fernando Alonso cerró la temporada 2016 con McLaren de la mejor forma, con un punto que vuelve a saber a gloria y con la esperanza puesta de que en 2017 tenga un monoplaza para luchar por el triunfo. El ovetense bajó hasta la posición 14 al inicio de la carrera pero logró remontar y colocarse séptimo tras alargar su segunda parada. No obstante, no pudo hacer nada para luchar con Hülkenberg, Pérez y Massa, que utilizaron su motor Mercedes para marcar la diferencia con el asturiano.

Por su parte, Sainz cerró un fin de semana para olvidar de la peor manera, abandonando en la vuelta 42 tras ser arrollado por Palmer. La caja de cambios del coche del español se rompió en dicho impacto y puso fin a un 2016 muy positivo para el madrileño.

Más historias deDeportes

A %d blogueros les gusta esto: