Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Martes, 6 de diciembre de 2016

Colau: Otro Belén es posible


La alcaldesa de Barcelona y los miembros de su equipo de gobierno, que también incluye al PSC, no pasan por alto ninguna ocasión que se preste a la polémica. Tras la representación de “Franco, el jinete sin cabeza” llega a la cartelera navideña de Barcelona el “Belén alternativo“, la instalación en la plaza de San Jaime, al lado de la fachada de la Generalidad, de nueve grandes globos transparentes que incluyen variopintas escenas en su interior. Con ello se pretende representar el espíritu de la Navidad y honrar al poeta Josep Vicenç Foix en el trigésimo aniversario de su fallecimiento.

Sobre la base del poema “Ho sap tothom i és profecia” (Lo sabe todo el mundo y es profecía), los creadores del singular Belén, Toti Toronell y Quim Domene, han introducido en una de las esferas retratos de Foix, Joan Miró y Pau Casals para representar a los reyes magos; en otra, a unos autómatas que bailan; una pareja cenando llena una tercera. La dedicada al Nacimiento está compuesta por cuatro figuras del Museo de Olot que representan a San José, la Virgen, el Niño Jesús y un ángel. Es la única licencia a la ortodoxia en la instalación, a pesar de que las tallas, previas a la Guerra Civil, emergen de unas cajas de cartón, como si el pesebre estuviera a medio montar.

El aspecto del conjunto se pretende futurista, alternativo y simbólico, pero a pesar de la presencia de las canónicas figuras se presta a la polémica por su punto “artístico”. El Belén del Ayuntamiento, salvo ocasiones puntuales con la introducción de figuras como la de un butanero o los típicos “caganers”, siempre ha sido una atracción dirigida a los niños y con un carácter realista. No son estos los requisitos a los que se han ceñido los pesebristas y las autoridades municipales en esta ocasión.

Críticas del PP

Las primeras críticas no se han hecho esperar. El presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández, ha arremetido contra Colau y Jaume Collboni, su socio del PSC, a los que acusa de “querer una Barcelona sin tradiciones, ni raíces, ni valores cristianos“.

El dirigente popular añadió: “El año pasado Colau eliminó la pista de hielo para instalar un supuesta Feria de Navidad donde se cantaban canciones proetarras, luego quería atrasar el encendido de luces navideñas, ahora elimina el pesebre tradicional, lo siguiente será eliminar a los Reyes Magos de la cabalgata”.

La cabalgata está prevista este año, pero ya no contará con la banda musical a caballo de la Guardia Urbana, disuelta recientemente por la alcaldesa. En cuanto a la feria en la plaza de Cataluña, se mantiene de la misma forma, con comercio justo y títeres alternativos.

Más historias deEspaña

A %d blogueros les gusta esto: