Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Sábado, 3 de diciembre de 2016

Gestamp lanza un programa de pagarés mientras prepara su salida a Bolsa


La vizcaína Gestamp se ha lanzado a la emisión de pagarés en pleno sondeo para su salida a Bolsa. La compañía ha elegido el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) para el registro de su programa de papeles de deuda con un importe máximo de 150 millones de euros y vencimientos de hasta dos años.

 

Los pagarés que Gestamp emita con arreglo a este plan, contarán con un valor nominal de 100.000 euros. La compañía de ingeniería de automoción cuenta con rating ‘Ba2’ por parte de la agencia Moody’s, mientras que desde la agencia Standard & Poor’s (S&P) la otorgan una nota de ‘BB’; en ambos casos, con perspectiva estable.

 

El coordinador del programa de pagarés será Banca March, que ha sido contratado en solitario para esta tarea a la par que se le ha designado como asesor registrado ante los supervisores del MARF. Mientras tanto, el despacho Cuatrecasas, Gonçalves Pereira ha actuado como asesor legal del proceso, tal y como figura en una nota remitida por Bolsas y Mercados Españoles (BME), la sociedad rectora de la plataforma en la que los pagarés estarán admitidos a negociación.

 

Con la incorporación de Gestamp a este mercado, especialmente pensado para la financiación por renta fija de compañías de tamaño modesto, ya son 12 las firmas que cuentan con un programa abierto de pagarés en el mismo. El director gerente del MARF, Gonzalo Gómez Retuerto, ha señalado que esto confirma que “la emisión de pagarés se ha convertido en un instrumento muy útil y atractivo para dotar de flexibilidad y diversificar los proveedores de financiación para el circulante de la empresa”.

 

La industrial Gestamp, cuyos orígenes se remontan al año 1997, está preparando su posible salida a Bolsa como cotizada. Hace poco más de un mes, el presidente de la compañía, Francisco Riberas, estrechó la horquilla de capital a colocar entre terceros inversores a un máximo del 35% y un mínimo del 30% del accionariado. En un primer momento, la compañía había estimado un rango de entre el 25% y el 37% del capital. La operación podría alcanzar, por tanto, una valoración máxima de 1.165 millones de euros si se toma como referencia la valoración que consiguió la compañía japonesa Mitsui en la reciente toma de un 12,5% del capital de la sociedad radicada en Amorebieta.

Más historias deEconomía

A %d blogueros les gusta esto: