Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 2 de diciembre de 2016

Sólo un 10% de las EAFI españolas con licencia internacional opera en el extranjero


El negocio del asesoramiento financiero está en plena expansión en Europa. Sin embargo, las diferencias regulatorias entre los distintos países de la región frenan la expansión de las EAFI españolas hacia el exterior. De las 50 empresas de este tipo que cuentan con pasaporte europeo, solo cinco tienen oficinas en otros países de la Unión.

 

La cifra se reduce a una única empresa de asesoramiento financiero española (EAFI) con sucursal fuera de la Unión Europea, según cifras aportadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en unas jornadas sobre el sector organizadas por Andbank este jueves en Madrid. El organismo supervisor ha señalado además que, dentro del club europeo, el “destino preferente” es Luxemburgo, nodo de este sector en la Europa continental.

 

A pesar de las dificultades a la hora de acceder a nuevos mercados internacionales, en muchos casos debido a la modesta estructura de las EAFI, constituidas en su mayoría por una única persona física, la proliferación de estas empresas especializadas se deja sentir en su reparto por el mercado nacional. A día de hoy, existen sociedades de este tipo en toda la geografía española con excepción de solo dos comunidades autónomas.

 

Las estimaciones de la CNMV pasan por que “en el mejor de los casos” se cerrará el año en curso con unas 21 nueva empresas de esta tipología más inscritas en sus registros. De momento, se han dado de alta 15 nuevas EAFI y siete se han dado de baja ante el supervisor. Un ritmo que a buen recaudo bien podrá dar lugar a que el año 2017 se cierre con más de 200 empresas de asesoramiento financiero constituidas en España.

 

Ante este escenario, expertos del sector en España y Europa han coincidido en que las exigencias que introducirá en el negocio la implantación de la directiva europea MiFID II forzará irremediablemente la fusiónentre aquellas sociedades de tamaño más modesto. En opinión de Carlos Aso, consejero delegado de Andbank España, “la cada vez más difícil rentabilidad del negocio derivada de las exigencias regulatorias augura un próximo proceso de concentración” en el sector.

 

En esta misma línea de discurso se sitúa Carlos García Ciriza, presidente de la patronal Aseafi, que exige “proporcionalidad en la carga de cumplimiento normativo”. En este sentido, critica que haya EAFI que “no tocan el dinero” en cuanto a que no efectúan tareas de custodia ni ejecución y tengan que cumplir con los requerimientos dirigidos a prevenir el blanqueo de capitales. Así se ha pronunciado también David Gassó, presidente de la organización EAF, que para poder cumplir con estos requisitos legales sin incurrir en una sobrecarga de trabajo o costes, solicita que se permita la existencia de colaboradores, como viene ocurriendo en la banca, “donde los compartimentos son estancos pero hay tránsito de información”.

 

Por lo que se refiere a los cambios que conllevará la entrada en vigor de MiFID II en enero de 2018, el socio de la oficina de servicios financieros de EY, Enrique Fernández Albarracín, apunta que “la gran novedad” será la justificación desde una perspectiva “casi procesal” de la aplicación de cobros con base en el suministro de servicios de valor añadido. Asimismo, ha apuntado hacia la revisión sobre los criterios que determinan la independencia de un asesor financiero, que le llevan a tener “serias dudas” sobre la posibilidad de que los bancos minoristas españoles puedan llegar a establecer unidades independientes incluso en sus divisiones de banca privada.

Más historias deEconomía

A %d blogueros les gusta esto: