Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

El Gobierno saca otros 9.500 millones de euros de la ‘hucha de las pensiones’


El Gobierno español ha anunciado este jueves que usó 9.500 millones de euros del fondo de reserva de la Seguridad Social para afrontar la paga extra de las pensiones en diciembre, tras recurrir al mismo fondo para pagar la extra de verano este mismo año.

”Como cada año, en el mes de diciembre se produce una importante necesidad de financiación para afrontar las dos mensualidades -paga ordinaria y extraordinaria- que perciben los pensionistas”, dijo el Ministerio de Empleo en un comunicado.

Descontado el nuevo desembolso, el Fondo de Reserva, conocido como la “hucha de las pensiones” cuenta con 15.915 millones de euros, frente a los 67.000 millones de 2011, un año antes de que el Ejecutivo del Partido Popular comenzase a emplearlo para pagar las extras de Navidad y verano para los millones de pensionistas en España.

El fondo supone ahora un 1,48 por ciento del PIB y sin aportaciones adicionales no alcanzaría para abonar durante otro año los dos desembolsos anuales de pagas extras.

En julio, el Ejecutivo entonces en funciones anunció que había usado 8.700 millones de euros para la paga extra de los pensionistas de julio y poco después anunció otra disposición de 1.000 millones de euros para la liquidación de impuestos.

El uso del fondo, que se creó para crear reservas suficientes para paliar momentos de desequilibro en las cuentas públicas, ha sido muy criticado por la oposición, mientras que el Gobierno reiteró en verano que lo seguiría usando mientras haya una situación de déficit transitorio en el sistema.

Pese a la creación de empleo de los últimos tiempos, unas bases de cotización inferiores por el crecimiento del empleo precario con salarios más bajos y la introducción de tarifas planas para autónomos y para fomentar la contratación indefinida han frenado el aumento de los ingresos de la Seguridad Social.

El desequilibrio surgió durante los años de la crisis en los que el número de afiliados a la Seguridad Social se redujo en 3,5 millones.

El Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) y el propio Gobierno han coincidido en la necesidad de revisar el sistema de financiación de la Seguridad Social para anclar los objetivos de déficit y asegurar el estado de bienestar mientras el fondo sigue disminuyendo.

Los partidos políticos ya han iniciado los trabajos de una comisión sobre el futuro de las pensiones públicas, aunque las negociaciones se perfilan difíciles dada la gran fragmentación del arco parlamentario español y el Gobierno en minoría del PP.

 

Más historias deEspaña

A %d blogueros les gusta esto: