Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 9 de diciembre de 2016

El motín en el CIE de Aluche desata un enfrentamiento entre Gobierno, Carmena y Policía


Medio centenar de inmigrantes se amotinaron pasadas las nueve de la noche de este martes en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, al sur de Madrid, para intentar escapar. De ellos, una treintena se encaramó a la azotea, donde permanecieron durante más de once horas.

Rápidamente se desplegó un importante dispositivo policial con agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional, así como de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos como antidisturbios.

Hasta allí acudieron también diputados y senadores de Podemos y concejales de Ahora Madrid, entre ellos el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, Carlos Sánchez Mato, Guillermo Zapata y Esther Gómez, al considerar que los altercados son “una cuestión política y de derechos humanos”. Durante toda la madrugada establecieron lo que denominaron “turnos de permanencia” para “garantizar” ese respeto a los derechos humanos. Incluso se hizo un llamamiento a los ciudadanos a acudir al lugar desde la cuenta oficial de Ahora Madrid.

Desde el primer momento, el Ayuntamiento de la capital –con la alcaldesa a la cabeza- se ofreció como mediador en el conflicto. Así lo transmitieron a los medios de comunicación pasadas las doce de la noche. No obstante, a medida que las horas pasaban, los ediles de Manuela Carmena y los miembros de Podemos posicionados en las inmediaciones iban mostrando su malestar porque la Policía Nacional les impidiera el paso.

Así lo manifestaron en redes sociales, incluida la alcaldesa de la capital.

La portavoz municipal, Rita Maestre, ya este miércoles arremetió contra el “poco respeto por las instituciones” y el “uso partidista” que hace de ellas el Ministerio del Interior, que “no ha permitido “que la máxima autoridad en la ciudad de Madrid, que es la alcaldesa, y el máximo responsable de Madrid, el Ayuntamiento, participaran en un suceso que estaba pasando en un barrio de Madrid”.

Maestre añadió que “los CIE son instituciones donde se retienen a personas que no han cometido ningún delito. Están ahí por una falta administrativa y sufren una privación de libertad que es contraria a los derechos humanos. Estamos en contra de los CIE como institución porque penalizan como delitos lo que son faltas administrativas”.

AM, contra Interior y poniendo en duda la labor policial

Mientras, Ahora Madrid emitió un comunicado para denunciar expresamente que no se haya dejado acceder a “las personas electas, ni a concejales o concejalas ni a otros representantes institucionales” así como la existencia misma de estos centros. “Los concejales y otros miembros de Ahora Madrid han acudido al CIE de Aluche para apoyar a los internos en el intento de reivindicar unos derechos básicos, para expresar nuestro rechazo a esta institución fracasada y para que hubiese testigos oficiales e institucionales. Se declinaron todas las ofertas realizadas para prestar asistencia en el incidente y se impidió el paso de los concejales y otros cargos electos de la Asamblea de Madrid y el Congreso de los Diputados”.

Para Javier Barbero, “las personas encerradas en el CIE también tienen derecho a una asistencia de emergencias en condiciones. Nos hemos sentido ninguneados. Creemos que este tipo de situaciones se han de resolver de otra manera, contando con todas las administraciones, porque estos vecinos y vecinas tienen derechos”.

No sólo eso. Desde Ahora Madrid han acusado directamente al Ministerio del Interior –del que dependen los CIE- de “no garantizar los derechos humanos” porque entienden que estas situaciones se producen porque estos no se están respetando en el interior del recinto.

“El CIE, eufemismo para hablar de una cárcel para migrantes, es, en sí mismo, un agujero negro de los derechos humanos cuya mera existencia ha de avergonzar a cualquier persona decente. […] En Madrid no debería existir un agujero negro de los derechos humanos donde, a escasos metros de nuestras viviendas, se encarcela aleatoriamente a personas sometiéndolas a un trato indigno y condenándolas a un destino incierto. Por eso exigimos el cierre del CIE de Aluche, para que nunca más en nuestras ciudades existan instituciones donde se vulneren sistemáticamente los derechos humanos, para que nunca más nuestros vecinos y vecinas sean apresados y encarcelados sin cometer un delito, para que nunca más el destino de muchos se encuentre en manos de políticas de deportaciones”.

También acusan de “opacidad a los responsables de Interior” por impedirles –dicen- “conocer cómo está la salud de las personas que han estado durante esta noche en la azotea bajo la lluvia sin ningún tipo de atención sanitaria de apoyo“.

Cosidó: no ha habido heridos

No obstante, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, destacó que el incidente se ha saldado sin heridos ni entre los funcionarios del centro ni entre los inmigrantes irregulares amotinados, y precisó que se realizará “algún reconocimiento médico” en las instalaciones con las que cuenta el CIE -competencia exclusiva del Ministerio del Interior-, y que tiene capacidad para atender situaciones bastante más complicadas.

Según afirmó, la protesta de los amotinados “no tiene que ver tanto con la situación del CIE” como con “la situación de estas personas que son susceptibles de ser expulsadas del país” en próximas fechas, y explicó que los “los internos han bajado (de la azotea) por propia voluntad tras un proceso de negociación y diálogo para que depusieran su actitud”.

Cosidó dijo que “la Policía no habla de ‘motín‘ porque no ha habido agresiones a agentes ni actitud violenta por parte de los amotinados”, pese a que destrozaron con palos parte del mobiliario interno del centro, y que la definición de motín de la RAE coincide plenamente con los hechos acontecidos: “revuelta o agitación con la que un grupo más o menos numeroso de personas quiere mostrar su oposición contra una autoridad, utilizando para ello la protesta, la desobediencia o la violencia”.

“Los concejales de Carmena siembran cizaña”

Los sindicatos policiales se han mostrado menos optimistas que el director general del Cuerpo. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) achacó a la “intervención divina de la lluvia” la relativamente fácil resolución del incidente, ya que los amotinados se encontraban en la azotea, a la intemperie. En esta línea, recordó que llevan meses denunciando la escasez de medios materiales y humanos que tienen los funcionarios que trabajan en el centro.

“La precaria situación de los policías que prestan servicio, la falta de recursos humanos, las deficiencias en las infraestructuras, la escasez de recursos materiales para garantizar la seguridad de los compañeros y de los propios internos, el hecho de que un porcentaje altísimo de éstos sean delincuentes con varios antecedentes penales y estén pendientes de su expulsión favorece que en un futuro no muy lejano nos encontremos con la posibilidad de lamentar desgracias personales”, dicen desde el sindicato policial.

La Unión Federal de Policía (UFP), por su parte, acusó a través de las redes sociales a los concejales del ayuntamiento de Madrid de no ayudar con su actitud. “Los concejales de Carmena siembran cizaña entre la Policía y los inmigrantes amotinados”, dicen en un mensaje en la red social Twitter. También han recordado que a principios de mes ya alertaron de la posibilidad de que hubiese motines en el CIE de Aluche debido a la falta de personal policial.

tuit-ufp-critica-carmena-incidente-ciu-a

Tampoco está satisfecho el sindicato mayoritario de la Policía Municipal. El CPPM emitió un duro comunicando “condenando enérgicamente la injerencia del equipo de Gobierno del Ayuntamiento, con nuestro concejal a la cabeza [Javier Barbero], metiendo las narices donde no tiene competencia alguna” y “comprometiendo a los profesionales que allí se encontraban interviniendo”. Asimismo, les parece una “auténtica vergüenza que cada vez que resultan heridos compañeros en intervenciones [en referencia a los altercados ocurridos anoche con los ultras del Legia en los alrededores del Bernabéu] no aparezca por ningún lado, cuando por el contrario en este asunto le ha faltado tiempo para acudir en persona al lugar de los incidentes, expresando su apoyo públicamente a personas que han infringido la ley”.

Desde el Colectivo Profesional de Policía Municipal expresan su apoyo a “todos los compañeros que actuaron en el lugar, confiando plenamente en su buen hacer”.

Dancausa, en defensa de la Policía Nacional

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, la oposición en el Consistorio madrileño [PP y Ciudadanos] y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, asisten estupefactos a la posición mantenida por el Gobierno municipal y Podemos en este asunto.

Dancausa, que agradeció el ofrecimiento realizado anoche por Carmena para mediar en el conflicto, recordó que esta responsabilidad la ostenta la Policía Nacional, que es “la principal garantista de los derechos humanos”. Tajante, Dancausa afirmó que “no se puede poner en tela de juicio que la Policía Nacional respete los derechos humanos”.

Cifuentes, por su parte, pidió al Ayuntamiento que se centre en la limpieza y el tráfico de la capital, porque el CEI de Aluche es competencia del Ministerio del Interior. De la misma opinión es el grupo municipal de Ciudadanos. Así lo expresó la concejal de esta formación Silvia Saavedra a los medios: “Nosotros queremos que se centre en las competencias que tiene” y animó a Ahora Madrid a que si tienen alguna queja la presenten a través del cauce que corresponde; esto es, a través de Podemos en la Asamblea de la región. El edil del PP, Percival Manglano, destacó, por su parte, que los concejales de Ahora Madrid que “no condenaron” la agresión sufrida por parte de unos manteros a agentes municipales “han sido incapaces” ahora “de ponerse del lado de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Los 39 inmigrantes amotinados en la azotea, todos argelinos y un marroquí, serán expulsados de España siguiendo el plan previsto por el Ministerio del Interior de acuerdo a las directivas europeas, han informado a Europa Press fuentes conocedoras de este proceso. Este centro cuenta en la actualidad con un nivel de ocupación del 43%. Concretamente, hay 93 internos de los 214 que se podrían acoger en Aluche, según las citadas fuentes.

¿Qué es un CIE?

Los Centros de Internamiento de Extranjeros o CIE son establecimientos públicos de carácter no penitenciario, en el que los inmigrantes en situación irregular y con órdenes de expulsión son recluidos en espera a que se haga efectiva su orden de expulsión del país durante un máximo de 60 días. Si después de este tiempo la expulsión no se ha hecho efectiva quedan automáticamente en libertad, aunque la orden de expulsión sigue vigente.

El ingreso en estos centros lo decide un juez de Instrucción, tras una audiencia con el inmigrante en situación irregular y el Ministerio Público, cuando se dan determinadas circunstancias objetivas, como que el inmigrante carezca de un domicilio fijo o de documentación identificativa, lo que dificulta de manera extraordinaria que pueda ser localizado posteriormente por el juez o las fuerzas de seguridad para hacer efectiva su orden de expulsión.

La existencia de los CIE está incluida en el Tratado de Schengen de la UE, que permite la supresión de fronteras interiores y la libre circulación de personas, capitales y mercancías, por lo que existen este tipo de centros en los 26 países europeos que están dentro del acuerdo. Dependen del Ministerio del Interior y su seguridad es responsabilidad de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. En total, hay ocho centros de este tipo en nuestro país.

Más historias deEspaña

A %d blogueros les gusta esto: