Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Sábado, 3 de diciembre de 2016

Este fue el sucio 'telegram' de Iglesias a un dubitativo Errejón antes del minuto de silencio a Barberá


Con afilada pluma, así describe Federico Jiménez-Losantos lo que ocurrió el pasado 23 de noviembre de 2016 en el Congreso de los Diputados:

“Cuando el chequista vocacional Pablo Iglesias arreó a su rebaño y lo sacó del Congreso durante el minuto de silencio por Rita Barberá mostró sobre todo un perfil de sociópata, ovejunamente obedecido, eso sí, por el corderito Errejín” (La muerte de Podemos).

Y efectivamente así fue. Pablo Iglesias dio la orden. El secretario general de Podemos tomo la decisión última cuando su partido decidía ausentarse en el minuto de silencio que el Congreso de los Diputados celebró el pasado miércoles en memoria de la exalcaldesa de Valencia con el PP y senadora, Rita Barberá, fallecida esa misma mañana (Alfonso Rojo: “El acojone del PP permitió el hostigamiento a Rita Barberá”).

La decisión de los diputados de Unidos Podemos de no participar en el breve acto de homenaje provocó tal alud de críticas que sus dirigentes salieron rápidamente ante los medios a explicar su decisión.

Aunque la línea argumental era la similar en todos ellos -el hecho de lamentar la muerte de Barberá pero no participar en ningún homenaje hacia su persona-, a las pocas horas se empezó a conocer cómo se gesto una decisión que no fue tan unánime (Carlos Herrera: “A Barberá le hacían escraches los propios periodistas para luego dedicarle horas enteras en laSexta”).

Según informa El Independiente, fue el propio Iglesias el que, sin haber llegado todavía al Congreso para la sesión de control que se iba a celebrar posteriormente, dio la consigna a seguir en el grupo de Telegram que comparten los más destacados líderes de la formación.

“Un minuto de silencio es un homenaje y nosotros no homenajeamos a corruptas. Nos salimos”, fue el mensaje escrito ante los previos de otros diputados en los que se preguntaba: “¿Qué hacemos?”.

Una prueba fehaciente de estas dudas la dio el secretario de Política de Podemos y portavoz del grupo en el Congreso, Íñigo Errejón, quien, según informa OKdiario, se mostró dubitativo cuando otros diputados le preguntaron cuál era la decisión final.

El ‘número dos’ del partido aguardó hasta que llegó el mensaje de Iglesias y entonces se dirigió a cargos del PP para transmitir su pésame y abandonó la Cámara (El PP dice ahora que apartó a Rita Barberá para evitar el “linchamiento” de las “hienas”).

El mensaje de Iglesias con la resolución final no fue contestado por nadie en el chat. Una actitud que contrasta con la demostrada por los senadores de Podemos ante el minuto de silencio por Barberá que también celebró su cámara.

En este caso, pese a la oposición de algunos senadores, como el ‘pablista’ Ramón Espinar, la decisión mayoritaria fue la de quedarse en el acto, dado que Barberá era ‘vecina’ de escaño.

Fue la portavoz adjunta de Podemos en la Cámara Alta, María Isabel Mora, quien dio la orden final a sus senadores de quedarse.

Algo que choca con lo manifestado posteriormente por Iglesias, quien ha asegurado que si los senadores de Podemos se quedaron presentes fue porque el minuto de silencio ya había comenzado y no podían abandonar el hemiciclo en ese momento.

ECHAR BALONES FUERA

Quizá en un intento de evitar una nueva tensión interna en el partido, Errejón ha salido al paso de esta trifulca enfocando el problema hacia el PP, al acusar a la formación azul de “tapar el desprecio” con que trataron a la exlacaldesa Barberá en la última etapa usando el gesto de Podemos.

“Hay quien tiene mala conciencia por su actuación en el pasado”,.

Sin sumarse a las palabras de “linchamiento” contra Podemos usadas por Iglesias, Errejón ha seguido la línea:

“Nosotros nunca nos hemos movido de nuestra posición con respecto a la ya difunta Rita Barberá, hay quienes sí que se han movido y, por tanto, han decidido aprovechar los trágicos sucesos que han sucedido ahora para intentar tapar una parte del desprecio y del alejamiento con el que la trataron en sus propias filas”.

Más historias deEspaña

A %d blogueros les gusta esto: