Los ‘pedristas’ recorren las agrupaciones recogiendo firmas e instan a desobedecer al Comité Federal

Los simpatizantes de Pedro Sánchez no se resignan y están dispuestos a llevar hasta las últimas consecuencias su órdago para derribar a la gestora del PSOE presidida por Javier Fernández.

Desde hace varios días, los pedristas recorren una por una las principales agrupaciones y sedes del PSOE instando a los militantes a sumarse a la recogida de firmas para exigir la convocatoria de un Congreso extraordinario del partido.

El objetivo de esta operación es recuperar la hoja de ruta marcada por Pedro Sánchez, quien se vio obligado a dimitir como secretario general del PSOE cuando estaba ultimando un acuerdo para convertirse en presidente del Gobierno con el apoyo de Podemos y los independentistas.

La campaña de recogida de firmas impulsada por el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, ya ha logrado recabar el apoyo de cerca de 70.000 militantes. Según los estatutos del PSOE, los simpatizantes de Pedro Sánchez pueden forzar la celebración de un congreso extraordinario urgente si logran sumar 93.720 firmas, es decir, si obtienen al menos el respaldo de la mitad de los militantes del partido más uno.

Los pedristas se han movilizado para lograr este propósito antes del próximo Comité Federal, que se celebrará probablemente el próximo día 23. El calendario es muy ajustado, ya que el presidente de la gestora, Javier Fernández, debe acudir del 20 al 22 de octubre a los actos de los Premios Princesa de Asturias como presidente del Principado.

Y la Casa del Rey ya ha anunciado que Felipe VI celebrará una nueva ronda de contactos con los portavoces de los grupos políticos los días 24 y 25 de este mes, con el fin de comprobar si Mariano Rajoy tiene la mayoría suficiente para someterse a la sesión de investidura. Se trata de la última oportunidad para evitar la celebración de terceras elecciones el próximo mes de diciembre.

Todo indica que el 23 de octubre se reunirá el Comité Federal del PSOE, que debe fijar la posición de los diputados del partido en el debate de investidura. La gestora formada tras la dimisión de Pedro Sánchez es partidaria de que al menos una parte de los diputados socialistas se abstengan para facilitar la investidura de Mariano Rajoy y evitar unas nuevas elecciones que, en medio de este clima de división interna, podrían resultar letales para el PSOE.

Pedro Sánchez, de turismo en EEUU

Los impulsores de la campaña de recogida de firmas pretenden, en cambio, torcer la voluntad de la gestora y el Comité Federal forzando la celebración de un Congreso extraordinario para que los afines a Pedro Sánchez puedan volver a hacerse con la dirección del partido.

De forma paralela a esta operación, diputados del PSOE afines a Sánchez ya han anunciado que votarán “no” a la investidura de Rajoy, aunque esto suponga desobedecer las decisiones del Comité Federal. Éste es el caso de Miquel Iceta, que este sábado ha sido reelegido secretario general del PSC.

Mientras sus simpatizantes recorren las agrupaciones para extender la rebelión contra la gestora y el Comité Federal, Pedro Sánchez se ha quitado de en medio y ha disfrutado junto a su familia de un viaje turístico por varios Estados de la costa oeste de EEUU.