El fisioterapeuta que utilizaba las tarjetas de sus clientes a escondidas no irá a prisión

Un fisioterapeuta de Santa Coloma de Farners que estafó 51.563,36 euros a catorce clientes utilizando sus tarjetas de crédito para hacer compras a través de Internet ha evitado la prisión. La Audiencia de Girona ha condenado Víctor José Villar a 11 meses de prisión y a pagar una multa de 750 euros. Su abogado, Carles Monguilod, ha pedido la suspensión de la condena a cambio de no volver a delinquir durante los próximos 5 años y pagando una multa de 1.200 euros.

Inicialmente, se enfrentaba a una pena de 6 años de prisión pero al haber reconocido los hechos y haber devuelto íntegramente el dinero, y como el caso ha tardado más de 5 años en llegar a juicio, le han rebajado la condena aplicándole una atenuante de reparación del daño y otra de dilaciones indebidas.

El procesado ha admitido que, entre julio de 2010 y abril de 2011, aprovechaba que los clientes de su centro de fisioterapia se hacían un masaje o estaban en clase para cogerles las tarjetas y hacer numerosas compras. Por ejemplo, adquirió ordenadores, electrodomésticos o material deportivo. Algunos importes llegaban a superar los 5.800 euros.

.