Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 9 de diciembre de 2016

El juez levanta casi todo el secreto de sumario del crimen de Els Pallaresos


El juez ha levantado casi todo el secreto de sumario del crimen de Els Pallaresos (Tarragona) por el que está encarcelado un agente inmobiliario de Tarragona como presunto autor del asesinato de Carmen Gallart.

El juzgado número 3 de Tarragona, que instruye la desaparición de la vecina de Els Pallaresos Carme Gallart, vista por última vez el 19 de junio del 2014, levantó ayer la mayor parte del secreto de sumario del caso. La defensa tiene ahora cinco días para presentar alegaciones y el abogado Tomás Gilabert, que representa al detenido, ha avanzado a Efe que pedirá nuevas diligencias y más pruebas.

Gilabert niega que los restos biológicos hallados en un coche que su cliente pidió prestado a una amiga sean restos de ADN de Gallart, tal como mantiene la investigación de los Mossos d’Esquadra. Según Gilabert, se trata de “fluidos” no lo “suficientemente representativos” para determinar que sea ADN de la vecina asesinada.

Sin embargo, los investigadores sostienen su certeza de que las muestras biológicas halladas entre la puerta del maletero y el parachoques trasero pertenecen a Gallart. La hipótesis principal es que esos rastros coincidirían con los de un cuerpo al ser introducido en un maletero y chocar la cabeza en el exterior por esta operación.

Por otra parte, según el abogado del agente inmobiliario, las pruebas de otras doce muestras biológicas halladas en otro vehículo del detenido, un coche que no usaba habitualmente, han dado negativo en sangre.

Gallart, de 65 años, fue vista por última vez en la parada de autobús de Els Pallaresos el 18 de junio del año pasado. Nueve meses después, los Mossos detuvieron a un agente inmobiliario de Tarragona, Ramón F, como presunto autor de los delitos de homicidio y ocultación de cadáver.

La víctima había denunciado al API por una presunta estafa inmobiliaria, le pedía más de un millón de euros de indemnización y el juicio, que debía celebrarse el pasado 18 de mayo, se suspendió por la muerte de la demandante y el arresto del demandado.

La Unidad de Desaparecidos de los Mossos de Esquadra, responsables de la investigación, situó el teléfono móvil del detenido muy cerca del domicilio de la mujer el mismo día en que fue vista por última vez.

También descubrió que el móvil de Gallart y el de la API estaban en el aparcamiento del detenido ese mismo día. Sin embargo, a partir del día en que Gallart desapareció no consta que el API fuera más a los Pallaresos.

Los investigadores también siguieron los movimientos del sospechoso el 20 de junio, cuando, fuera de sus rutinas habituales, viajó a los Pirineos de Huesca con el móvil apagado y sin que consten pagos de peajes ni movimientos de la tarjeta de crédito.

Más historias deSucesos

A %d blogueros les gusta esto: