Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Viernes, 2 de diciembre de 2016

Continúan trolleando al chico australiano que se suicidó por bullying homófobo


Los casos de bullying homófobo que vemos a lo largo del año son terribles. Sea la parte del mundo que sea, siempre tratamos de involucrarnos con la causa y ponernos en el lugar de la persona afligida. Sin embargo, en ocasiones la presión es tan grande y los individuos se sienten tan atrapados que deciden poner punto y final a su existencia.

Tyrone Unsworth, un niño australiano de 13 años de edad que desde hace bastante tiempo estaba sufriendo de acoso homófobo por parte de sus compañeros de clase, ha sido una de las últimas víctimas que se ha llevado el desprecio. El dolor de sus padres se veía plasmado en cada frase y, a pesar de entrarse en una situación de lo más delicada, decidieron que se conociese el terrible caso de su pequeño.

A pesar de ello, volvemos a hablar de este suceso por lo que está ocurriendo en las redes sociales actualmente y es que después de que haya muerto, siguen troleando por las redes sociales mostrando el desprecio más absoluto y sobre todo, faltando al respeto a unos padres que ahora mismo solo están inmersos en una tragedia.

En lugar de ver condolencias como ya hemos comprobado en el caso de otros fallecidos, lo que vemos es que algunos usuarios -se supone los compañeros que estaban traumatizándole la vida- solo mandan expresiones de odio dónde la palabra “maricón se lee en muchas ocasiones. De esta manera, vemos cómo hay personas que no tienen escrúpulos de ningún tipo ni tampoco sentimientos de culpa.

Amanda, la madre de Tyrone, les escribió directamente a los users para comentarles que estaban sufriendo una pérdida terrible y que no se merecían para nada ese tipo de comentarios que hacían mucho más daño aún. Lo único que hizo con esto por desgracia, fue acrecentar las ganas de hacer sentir mal a sus progenitores y continuaron así, las crudas palabras.

La identidad de los trolls es desconocida y, a pesar de que se encuentra en un estado crítico de tristeza, ha denunciado este último suceso para que las autoridades hagan todo lo posible por dar con los culpables y que de una vez por todas, su hijo descanse en paz. Australia sigue consternada por lo ocurrido y son muchas las asociaciones las que están ofreciendo apoyo a la familia desolada.

Más historias deLGTB

A %d blogueros les gusta esto: