Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

Tu perro recuerda más de lo que piensas


[iStock/Bpretorius]

La memoria no funciona como una entidad única. Hay al menos cinco formas de memoria, bastante independientes entre sí, y vinculadas a diversas regiones del cerebro. Los cinco tipos principales que se han descrito son: la memoria episódica (registra hechos vinculados a un contexto y momento concreto), semántica (almacena conocimientos sobre uno mismo o sobre el mundo), perceptiva (imprime automáticamente la imagen de los objetos que vemos), operativa (permite retener información a corto plazo, por ejemplo un número de teléfono justo antes de marcarlo) y procedimental (memoriza secuencias motrices).

Según un estudio publicado esta semana en la revista Current Biology, los perros parecen tener memoria episódica, pueden recordar acciones complejas ocurridas en un pasado reciente.

«Los resultados pueden considerarse como un paso más para derribar las barreras entre animales no humanos y humanos. Les tenemos por listos, pero aún nos sorprenden las investigaciones que demuestran que compartimos algunas habilidades mentales, a pesar de nuestra relación evolutiva distante. Desde una perspectiva evolutiva, este experimento demuestra que la memoria episódica no es única ni evolucionó solo en primates, sino que está más extendida en el reino animal», explica Claudia Fugazza, investigadora de la Universidad Eötvös Loránd en Hungría, que ha liderado el estudio.

Anteriormente el equipo de Fugazza ya había descrito que los perros pueden imitar acciones humanas, incluso 24 horas después de haberlas presenciado, si se les daban una orden. Entonces, demostraron que los perros poseen memoria semántica, un comportamiento conocido por todo el mundo: los canes son capaces de preparar una acción como respuesta a una orden.

Pero demostrar que los perros también pueden recordar conscientemente cosas que han hecho o presenciado en el pasado (memoria episódica), no es tan fácil, ya que no les podemos pedir que nos expliquen lo que recuerdan. Para intentar demostrarlo, los investigadores usaron una técnica de entrenamiento llamada «Haz lo que yo hago». Los perros entrenados veían cómo una persona realizaba una acción y luego la hacían ellos mismos. Los animales aprendieron, por ejemplo, que después de ver a su dueño saltar en el aire, debían hacer lo mismo cuando se les decía «Hazlo».

En el estudio, 17 perros de distintas razas fueron entrenados para imitar determinados comportamientos humanos, como sentarse, o dar saltos en el aire. Cuando los perros hacían lo mismo después de que el dueño les decía “Hazlo”, eran recompensados con un premio. Después se les enseñó a repetir la acción independientemente de lo que hicieran sus amos, para más tarde, darles otra vez la orden “Hazlo” y que repitieran la acción, esta vez sin recompensa. Las mascotas entrenadas consiguieron imitar las acciones de sus amos hasta 24 horas después. Según Fugazza, darles la orden “Hazlo” después de un tiempo es una forma similar a pedirles ¿Te acuerdas de lo que hizo tu dueño?

El estudio concluye que los perros recuerdan lo que ven hacer a las personas, aunque no tengan un motivo aparente para recordarlo, y que su memoria mengua conforme aumentan los intervalos de tiempo.

Más información en Current Biology

Fuente: SINC

Más historias deIntelectualidad

A %d blogueros les gusta esto: