Macri ante los ejercicios militares británicos en Malvinas

macri3-kRR-250x14040abcEl presidente argentino Mauricio Macri titubeó al ser consultado sobre los ejercicios militares del Reino Unido en las islas Malvinas (previstos para dentro de una semana) y dio a su canciller la responsabilidad de responder qué hará su gobierno.

“¿Qué va a hacer la República Argentina con la amenaza de Gran Bretaña por el lanzamiento de supuestos misiles [en Malvinas]?”, preguntó un periodista durante la conferencia de prensa que Macri brindó en Roma (Italia) tras su encuentro con el papa Francisco en el Vaticano.

“Si tiene alguna inquietud del tema Malvinas, está la canciller acá en la embajada, así que se va a cobrar cualquier consulta”, contestó Macri, apartándose de un tema importante para la seguridad no solo de Argentina sino de la región. Aclaró que ese tema no fue tratado durante la audiencia privada con el Papa.

>> Macri suaviza el reclamo por la soberanía de Malvinas

La canciller Susana Malcorra, quien ocupó su lugar frente al micrófono en el salón de la embajada argentina ante la Santa Sede, dice que los ejercicios militares del Reino Unido no son algo nuevo “sino una reiteración de una práctica que han tenido desde hace ya mucho tiempo, lo cual no le quita seriedad ni gravedad. Nos parece que no corresponde”.

Según Malcorra, el Gobierno se enteró que Reino Unido realizará estas acciones la semana próxima por “una comunicación de forma dentro de los mecanismos normales”.

“Hemos dado una carta con una queja formal al embajador del Reino Unido en Buenos Aires. Y también hemos agregado una carta formal al secretario general de Naciones Unidas comunicando nuestra desazón”, detalló la canciller.

En 1833 los británicos ocuparon arbitrariamente el archipiélago Malvinas. En 1982, la dictadura que gobernaba entonces Argentina lanzó una invasión para recuperar estas islas, en un conflicto bélico que le costó la vida a 649 argentinos, 255 británicos y tres isleños.

La secretaría general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) calificó como “provocación internacional” la realización de ejercicios militares por parte de Reino Unido “en espacios marítimos soberanos de Argentina”.