El concurso de méritos y oposición para docentes en Universidad de Loja no ha concluido

La visita del presidente del Consejo de Educación Superior, Enrique Santos, a la ciudad de Loja, se produce a pocas horas de que el cuerpo colegiado se reuniera para analizar con urgencia el tema del concurso de méritos y oposición para ocupar el cargo de profesores de la Universidad Nacional de Loja.

El ente interventor resolvió no invalidar lo actuado hasta el momento, con excepción de aquello que contradiga normas expresas.

“De manera excepcional, y por esta única vez, se autoriza al doctor (Jaime) Medina para que extienda el plazo establecido en el reglamento de carrera y escalafón de profesor e investigador, en un plazo (que estaba establecido) de 90 días, hasta la finalización de los concursos públicos de merecimientos y oposición”, dijo Santos.

En consecuencia, se determina que el concurso no ha concluido y por lo tanto no hay ganadores, ya que la posesión programada por el antiguo interventor Tomas Sánchez Jaime, se hizo sin atender criterio del CES, sin tener efecto jurídico, se indicó.

“No se podía declarar ganador del concurso a nadie, si no se había realizado lo que dice claramente el reglamento de escalafón, que es la prueba oral de la fase de oposición” aclaró la autoridad.

Jaime Medina, actual interventor posesionado hace no más de quince días, puso como ejemplo un sinnúmero de ganadores que son nombrados con una puntuación máxima en cuanto a formación académica, pero cuyo titulo de doctor no se encuentra registrado en el Ecuador.

Santos aceptó errores cometidos por el CES y de violaciones legales y reglamentarias en el desarrollo del concurso; sin embargo, no se lo desconoce, “570 personas que tenían el derecho de seguir participando, y fueron coartados al momento que se declaran ganadores entre comillas, que nunca pudieron haber existido si no había la prueba oral que es indispensable en este caso. Entonces preciso, no hay un regreso a cero”, agregó Santos.

Aunque dicen no disponer del conjunto de pruebas para demostrarlo, hay temas que llaman la atención. “Nos llama la atención que cien preguntas se contesten en 11 minutos, en 20 minutos, o sea ¿qué pasó? (…) algo está mal, eso tiene que ser bien revisado. Escuchaba a una participante que me decía: ‘yo iba por la respuesta número 11 y me quedo fría cuando veo que ya se levanta una persona’”, dijo.

Es decir, los 1134 participantes del concurso, entre perdedores y supuestos ganadores, deberán someterse a otras instancias como clases demostrativas para verificar su solvencia, y en lo que tiene que ver a quienes dejaron otros trabajos para posesionarse, después de haber sido notificados por la comisión interventora anterior como ganadores, se buscará minimizar el impacto social de esta decisión con partidas creadas para estos concursos con nombramientos provisionales hasta que se termine el concurso de méritos y oposición.

La preocupación de decenas de profesores (alrededor de 220), no ha sido del todo disipada, pues aún se ve en los exteriores de la Comisión Interventora a varios de ellos con la incertidumbre que ha generado la falta de cargas horarias en algunos casos, y la poca o nula información que hasta este martes se había mantenido.

Aunque no muestran conformidad, esperan que el concurso termine lo más pronto y se ratifiquen los resultados que obtuvieron anteriormente. (I)