La Fiesta de la Luz maravilló en Quito

Paró de llover cerca de las 18:00 del domingo, justo a tiempo como para que lleguen los integrantes de la Banda de la Policía Nacional que apuraban el paso para llegar al atrio de La Catedral. Con sus instrumentos a mano se ubicaron, se alistaron y tocaron. Sus primeras tonadas pusieron el ambiente de la segunda noche de un espectáculo gratuito que del 15 al 19 de octubre se tomará el Centro Histórico de Quito.

Se trata de La Fiesta de la Luz, una colorida exposición artística que se proyecta, por primera vez en la ciudad, sobre las fachadas de siete edificaciones patrimoniales: las iglesias La Compañía y Santo Domingo, la plaza La Merced, la plaza Hermano Miguel, la Capilla Museo de la Ciudad, el Centro Cultural Metropolitano y el Teatro Sucre.

Una vez que la Banda de la Policía puso el ambiente, decenas de personas que caminaban por la calle García Moreno, al pie del palacio de Carondelet, se dirigían hasta La Compañía, iglesia que fue construida con piedra volcánica y que ha sido considerada como una de las más importantes expresiones de arquitectura barroca del continente americano y del mundo. De pronto, un cuadrante de esa fría fachada se iluminó. Los caminantes se detuvieron y los aplausos explotaron de júbilo. Un minuto después se encendió el segundo y enseguida, los dos restantes.

La iglesia se pintó de vivos colores, sus paredes se sumieron en la intensidad del rojo, del verde, del azul, del amarillo, del rosado… La fachada, en segundos, parecía salida de un cuento que atrapaba a los transeúntes que, desde la calle, parecían hipnotizados por la belleza del espectáculo.

La puesta en escena estuvo a cargo de artistas ecuatorianos y franceses, de la famosa Fête des Lumières de Lyon,  que utilizaron las técnicas de la iluminación creativa, del video-mapping y del arte-luz.

Miguel Vélez, técnico de la instalación de la Compañía, explicó que se toman fotografías de la fachada que se va a intervenir para luego pintarlas con acuarelas. Después se las proyectan sobre la edificación original con lámparas Xenon de 6.000 watts de potencia y un banco óptico de espejos. Agregó que, en realidad, es una técnica simple, pero muy vistosa, pues se pueden ver y combinar colores nunca antes vistos

En la técnica del video mapping, como el utilizado en Santo Domingo y La Merced, primero se delinea la fachada para enseguida aplicar figuras 2D, 3D o animaciones. 

“Me impresionó, me encantó. He viajado a Perú, pero nunca he visto iglesias de colores”, dijo Jeanneth Palacios, ciudadana boliviana, que visita la ciudad de Quito. Su esposo Fernando Riego también quedó asombrado, le gustó “la mezcla de lo nuestro, de los sudamericanos y lo que se trae de Europa”.

La quiteña Dennis Santago, de 20 años, caminó maravillada. “Ojalá se siga haciendo esto para que la gente conozca su historia”.

Para que los quiteños y visitantes disfruten de La Fiesta de la Luz, como uno de los actos más atractivos del Hábitat III, el Centro Histórico será peatonal. Las proyecciones se realizarán desde las 19:00 hasta las 23:55. (I)