Rafael Correa vuelve a extender estado de excepción en Manabí y Esmeraldas

Mediante decreto ejecutivo 1215, el presidente de la República, Rafael Correa, declaró el estado de excepción en las provincias de Manabí y Esmeraldas.

En el documento se citan las bases legales y constitucionales para tomar dicha decisión y se explica que tras el terremoto del 16 de abril pasado “se han presentado réplicas de gran intensidad lo que mantiene la tensión”.

Además, se señala que “siendo entendible la intención de los afectados de reanudar su propósito de vida”, se ha identificado que muchos pretenden retornar a sus hogares en zonas de riesgo.

Ante ello, el Ministerio Coordinador de Seguridad, mediante oficio MICS-DM-2016-0769, del miércoles de esta semana, solicitó la declaratoria del estado de excepción.

En el decreto se dispone la movilización de las entidades públicas, especialmente de las Fuerzas Armadas, Policía y gobiernos seccionales, para coordinar esfuerzos con el fin de evitar más riesgos e impulsar la reconstrucción de los sitios más afectados.

El artículo 3 del texto, determina la suspensión del “ejercicio del derecho de la inviolabilidad de domicilio y de libre tránsito de los afectados por el terremoto deln 16 de abril y sus réplicas, en las provincias de Manabí y Esmeraldas, por cuanto algunos ciudadanos pretenden retornar a sus hogares situados en inmuebles que precisamente constituyen un riesgo para su vida e integridad física”.

Correa encargó al Ministerio Coordinador de la Seguridad la aplicación del decreto, para lo cual contará con la participación económica del Ministerio de Finanzas. Otras carteras involucradas son las de Defensa, de Salud, de Inclusión Económica y la Secretaría de Riesgos.

El estado de excepción se circunscribe a las provincias indicadas y estará vigente durante sesenta días. (I)