Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Domingo, 11 de diciembre de 2016

El grupo Cordish, la empresa que planea un megacentro de ocio en Madrid


cordischEl grupo Cordish lo intenta donde fracasó Las Vengas Sands. La sociedad con sede en Baltimore es una compañía familiar, que fundó hace poco más de un siglo de la nada Louis Cordish. Su hijo Paul fue el que dio el impulso que la convirtió en uno de los grandes promotores comerciales en Estados Unidos. Hace dos años se hizo con un proyecto en la bahía de San Francisco para crear un complejo de entretenimiento con los Giants, similar al que acaba de anunciar en Madrid.

El conglomerado inmobiliario gestiona 3,7 millones de metros cuadrados repartidos entre centros comerciales, hoteles y complejos residenciales que atraen más de 50 millones de visitas al año. Está dirigido por David Cordish, nieto del fundador, quien llevó la expansión fuera de Estados Unidos hace seis años. Sus tres hijos, Jonathan, Blake y Reed, se encargan de las operaciones. Y entre sus principales socios tiene a Anheuser Buch, NASCAR o Hard Rock Café.

Cordish estrenó hace un par de años con un mega concierto de Bruce Springsteen un complejo para eventos deportivos en Filadelfia, con el operador de cable Comcast como socio. Cuenta con proyectos en Las Vegas, Arlington, St. Louis y Portland junto a los estadios de los equipos locales de la NFL y de la NBA. Los eventos deportivos, explican, generan tráfico para las tiendas, bares y restaurantes.

El componente de entretenimiento lo que hace, a su vez, es elevar la experiencia de los seguidores y crear nuevas fuentes de ingresos para los equipos. Aunque la marca Live del grupo Cordish suele relacionarse con los espacios para eventos deportivos y conciertos, sus estructuras urbanas tienden cada vez más a ser mixtas, al combinar oficinas, hoteles y casinos con viviendas, tiendas y zonas verdes.

Según el diario El País, el complejo de Madrid, el de mayor escala en Europa, tendrá por tanto un formato muy similar a los que el grupo está estrenando en EE UU. La pasada crisis financiera tuvo efectos demoledores entre los grandes promotores inmobiliarios y llevó a Cordish a replantearse su estrategia. Los directivos sienten que es el momento oportuno de aterrizar en España, porque su economía se fortalece.

Siete nominaciones

El conglomerado inmobiliario es, según los analistas, una de las compañías más exitosas de la industria. Los espacios comerciales están experimentando desde hace años una importante transformación, por el efecto combinado de la crisis y las nuevas tendencias de consumo. La compañía cuenta además con un distribuidor de cine, con siete documentales nominados a los Oscar, como “The Long Way Home”.

Los Cordish forman parte de una influyente familia de origen judío en Baltimore. Su presidente, de 76 años de edad, es conocido como un empresario de los que acaban lo que empieza, pese a que el desarrollo de este tipo de complejos suele estar rodeado siempre de controversia. Como él mismo reconoce, le gustan las apuestas fuertes. Pero un buen jugador trata de manejar el riesgo incluso cuando va ganando.

El negocio, dice, es el negocio y considera que los emprendedores no deben tener miedo ante lo desconocido. Es su manera de decir que para poder crecer la compañía debe adaptarse a los cambios e innovar de manera constantemente. La compañía, que al no cotizar no está obligada a publicar sus cuentas, asegura que su situación financiera es mejor que antes de la crisis y que lo que ganan lo invierten.

David Cordish se ganó así en el mundo inmobiliario la reputación con sus proyectos de ser un artista de la transformación del entorno urbano con estos “barrios de ocio”. Es, de hecho, la única promotora inmobiliaria con cinco galardones a la excelencia que concede el Urban Land Institute. Sus gestores aseguran que siempre tratan de lograr un consenso con sus socios para llevar adelante los proyectos.

Además de las divisiones dedicadas a casinos, hoteles y la organización de eventos, el conglomerado gestiona también una fundación que canaliza las donaciones de la familia Cordish en el ámbito de la educación y de las artes. También destina recursos al desarrollo de las comunidades más desfavorecidas en los vecindarios donde desarrolla los proyectos inmobiliarios.

Más historias deEEUU

A %d blogueros les gusta esto: