Es más probable que Messi o Ronaldo fallen un penalti que una victoria de Trump

Si hay que fiarse de las predicciones estadísticas, se puede dar casi por seguro que la demócrata Hillary Clinton derrotará al republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en Estados Unidos. Solo puede arruinarlo una sorpresa mayúscula o que todas las encuestas y predicciones no hayan sabido captar el verdadero sentir de la opinión pública.

El diario The New York Times da un 92% de posibilidades de victoria a Clinton, frente un 8% de Trump, según los datos consultados este miércoles. El portal Five Thirty Eight le concede a la demócrata un 88,1% de probabilidades de victoria y al republicano un 11,9%.

El mundo del fútbol ayuda a hacerse una idea del alcance real de esa posibilidad: es más probable que Lionel Messi y Cristiano Ronaldo fallen un penalti que una victoria electoral de Trump. La estrella argentina del F.C. Barcelona acierta el 77,78% de las penas máximas, según el detallado recuento de la página web del informático español Michel Acosta. Y el delantero portugués del Real Madrid marca el 82,73% de los lanzamientos de penalti.

Es decir, de cada 100 penaltis, Messi falla 22,22 y Ronaldo 17,27, según las estadísticas de Acosta. Mientras que las opciones de que Trump gane las elecciones estadounidenses equivalen a que de 100 penaltis, solo marcaría gol en ocho de ellos, según los datos del Times. Erraría, por tanto, en 92 de cada 100.

Hace unas semanas, el candidato republicano tenía más opciones de victoria. La brecha con su rival demócrata se ha ampliado en las últimas semanas tras el primer debate electoral y aflorar un reguero de escándalos contra Trump. A finales de julio, tras las convenciones de los partidos, Clinton tenía un 69% de posibilidades, según los cálculos del diario neoyorquino.

Antes del primer debate televisivo, a finales de septiembre, Five Thirty Eight concedía a la demócrata un 54,8% de probabilidades de victoria. Nate Silver, el impulsor del portal, es una institución en el mundo de los pitonisos electorales después de que en las presidenciales de 2012 acertara el resultado de los 50 estados. Five Thirty Eight llega al porcentaje de probabilidad tras simular 10.000 veces las elecciones, pero no revela cuál es el secreto de su receta.

Las casas de apuestas tampoco parecen dudar de una victoria de Clinton. La irlandesa Paddy Power anunció el martes que está desembolsando más de un millón de dólares apostados en una victoria de la demócrata porque presume que su victoria está asegurada.

Pero en política, como subrayan en la campaña de Trump, todo es posible. “Les diría que recuerden algo llamado Brexit”, dijo el martes Michael Cohen, asesor del republicano, en una entrevista a la cadena CNN. Su esperanza es que las predicciones, y sus paralelismos con el fútbol, erren como lo hicieron en el referéndum en que venció la salida británica de la Unión Europea.