FP: Trump quiere robar el petróleo de O. Medio y no es el único

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, busca ‘robar’ el petróleo de Oriente Medio, pero no es el único que quiere hacerlo, revela un medio.

Un informe publicado el jueves en Foreign Policy recuerda una frase que dijo Trump al presentador Matt Lauer en el foro ‘Comandante en jefe’ de la cadena NBC, que se celebró el pasado 7 de septiembre: “Siempre he dicho (…) coged el petróleo”.

La publicación resalta que el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos ha insistido en la idea en muchos mítines de su campaña electoral, por ejemplo el pasado 26 de septiembre en Youngstown, Ohio. De hecho, adelanta el informe, la idea siempre ha figurado entre los eslóganes “favoritos” de su política exterior.

Cada vez que Trump dice la frase es fundamentalmente lo mismo: durante la ocupación de Irak, debíamos haber cogido su petróleo”, se lee en el informe publicado por Foreign Policy.

“Cada vez que Trump dice la frase es fundamentalmente lo mismo: durante la ocupación de Irak, debíamos haber cogido su petróleo”, se lee en el informe.

Es curioso que Trump defienda la idea. En su mitin del 26 de septiembre, el republicano observó que si las fuerzas estadounidenses hubieran extraído el crudo mientras que estaban desplegadas en el país árabe, habrían “impedido” la creación del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), pues, añadió el republicano, “el petróleo fue su primera fuente de financiación”.

Aunque la idea de robar el crudo de Oriente Medio, según el informe, no se ha convertido en una “coherente” política exterior, la nominación de Trump como candidato de los republicanos en los comicios del noviembre, obliga a la nación estadounidense a considerarla como parte de la agenda exterior del país, además de reconocer que Trump no es la primera figura prominente que propone una extradición “violenta” del crudo de los yacimientos de la región.

De hecho, agrega la publicación, “coged el petróleo” no es una mera frase, sino es una “política” que ha sido discutida en Washington durante décadas.

Trump repetirá sin dudas la misma consigna en sus futuros discursos y entrevistas. La idea tiene sus raíces en círculos políticos de élite del país, aunque la rechazan los que consideran la implicación militar de Washington en otros países solo ha causado “desastres”.

Pese a todo ello, la publicación resalta que las declaraciones de Trump demuestran un “total ignorancia de la realidad y de la historia contemporánea de la política exterior de Estados Unidos y una cruel falta de respeto ante las vidas de soldados, marineros y pilotos que podrían ser enviados a realizar su imprudente orden”.

ask/ctl/zss/nal