Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Lunes, 5 de diciembre de 2016

La falta de sueño cuesta 411.000 millones de dólares anuales a EE UU


No dormir pasa factura. Y no sólo a las personas como ente individual, sino a todos como colectivo. Según un nuevo estudio realizado por RAND Corporation, más de un tercio de los estadounidenses no duerme lo suficiente. El resultado: Estados Unidos pierde hasta 411.000 millones de dólares cada año.

El problema es de escala mundial. El estudio de RAND, una organización dedicada a la investigación detallada de asuntos de índole social, compara la horas de sueño y su impacto económico en las poblaciones de EE UU, Japón, Reino Unido, Canadá y Alemania. El análisis concluye que no descansar lo suficiente provoca un empeoramiento de la productividad marginal de cada país, que en consecuencia afecta a la totalidad de la economía mundial. Y, por tanto, que el déficit de sueño afecta la productividad económica a nivel global.

En Japón, la falta de sueño provoca una pérdida de casi el 3% del Producto Interior Bruto (PIB), o 138.000 millones de dólares. En EE UU, las pérdidas económicas están en torno al 2,3% del PIB, mientras que en el Reino Unido esta cifra es del 1,9% aproximadamente. Canadá y Alemania, con cifras menores, pierden un 1,3% y un 1,6% de sus PIB, respectivamente. Agregadas las cifras en bruto, las economías de estos cinco países pierden un total de más de medio billón de dólares anuales por la falta de horas de sueño de sus poblaciones.

En la era de la conectividad, las nuevas tecnologías y la sociedad conectada 24 horas al día, 7 días a la semana, dormir es una práctica en declive. Según la publicación digital Business Insider, líderes del mundo privado como Marissa Mayer, la directora ejecutiva de Yahoo, o Donald Trump, el magnate y presidente electo de EE UU, duermen entre cuatro y seis horas diarias, lo que atribuyen a parte de su éxito profesional.

Pero lo cierto es que aunque no dormir mucho sirva para algunos, para la mayoría es contraproducente y afecta negativamente a la salud. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC, por sus siglas en inglés), considera la falta de sueño un “problema de salud pública”.

Las consecuencias no son sólo económicas. La falta de descanso también está asociada con una amplia variedad de efectos negativos y enfermedades como la obesidad, los problemas de salud mental, o un aumento en el riesgo de mortalidad.

Más historias deEEUU

A %d blogueros les gusta esto: