Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

La sombra de Trump es alargada: El Parlamento europeo congela las conversaciones sobre la adhesión de Turquía a la UE


Los miembros del Parlamento de la Unión Europea han votado este jueves a favor de pedir una suspensión temporal de las conversaciones sobre la adhesión de Turquía a la UE que está llevando a cabo la Comisión europea. La decisión se toma oficialmente como respuesta a la “desproporcionada” reacción de Ankara después del fallido golpe de Estado del pasado julio, informa Reuters. La verdadera razón sin embargo es el temor al reforzamiento de las posiciones identitarias que traería aparejada la integración de Turquía en el espacio europeo. El triunfo de Trump en Estados Unidos ha espoleado en países como Francia, Holanda, Austria y Alemania las posibilidades electorales de partidos contrarios a la islamización del viejo continente.

“El Parlamento Europeo (…) condena enérgicamente las medidas represivas desproporcionadas adoptadas por Turquía”, reza la moción, aprobada por una amplia mayoría, aunque agrega que esto no significa abandonar el compromiso de Bruselas de mantener a Turquía “anclada” a la UE.

Preocupación por los derechos humanos

Los legisladores solicitaron esta medida a principios de esta semana, alegando su preocupación por la situación de los derechos humanos en Turquía. Así, denuncian que el país está liderado por un “autócrata”, en referencia al presidente Recep Tayyip Erdogan, que está tratando de “destruir” a la UE. Los eurodiputados pidieron que se detuvieran las negociaciones sobre la adhesión de Turquía hasta que Ankara haga un mayor esfuerzo para satisfacer las demandas del bloque.

Turquía se ha enfrentado en repetidas ocasiones a críticas de la UE por sus antecedentes en materia de derechos humanos, democracia y libertad de prensa. Las preocupaciones han aumentado desde julio debido a la masiva represión que lanzó Ankara contra las figuras de la oposición, incluyendo maestros, periodistas y funcionarios, consideradas simpatizantes del separatismo kurdo o del clérigo autoexiliado Fethullah Gulen, a quien Turquía acusa de instigar el golpe.

Erdogan llegó incluso a decir que podría restablecer la pena de muerte para las personas relacionadas en el golpe, una noción que también fue interpretada como un desafío por parte de los legisladores de la UE.

Por su parte, el polítólogo Rubén Corral considera que la Unión Europea comenzó a gestionar tarde el problema migratorio originado por los refugiados de la guerra de Siria y se limitó a poner un parche, sin tener en cuenta la violación de los derechos humanos en Turquía.

¿Nuevos horizontes para Turquía?

El pasado domingo, Erdogan afirmó que la membresía en la Unión Europea, que Turquía espera desde hace 53 años, no es la única opción de integración para su país. Así, el mandatario turco reconoció que Turquía podría formar parte de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

Según Erdogan, fue a raíz de algunas “declaraciones claras” por su parte, cuando los líderes de la UE “dejaron de invitarlo” a sus cumbres. En este sentido, el presidente turco se lamentó ante la prensa que los ciudadanos de su país aún están esperando el fin de la obligatoriedad de visado para viajar a la zona Schengen.

Más historias deEEUU

A %d blogueros les gusta esto: