Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

Nativos de EEUU desafían a ingenieros del Ejército en Dakota


Los manifestantes que se oponen al oleoducto de Dakota (EE.UU.) aseguran que seguirán protestando por sus derechos, en desafío al Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Los activistas del movimiento indígena Standing Rock llevan un tiempo protestando contra la construcción del oleoducto Dakota Access Pipeline (DAPL, por sus siglas en inglés), que aseguran resultará en la contaminación de las fuentes de agua cercanas y la destrucción de los sitios sagrados de las tribus allí presentes.

En una conferencia de prensa celebrada el sábado, los manifestantes del oleoducto dejaron claro que no seguirán una directiva del Gobierno que les pide abandonar la tierra federal en la que cientos de personas han acampado desde hace meses, a pesar de que los funcionarios estatales les instan a retirarse.

El líder tribal de Sioux, Dave Archambault, y otros organizadores de las protestas, afirmaron con confianza que permanecerán en el campamento de Oceti Sakowin y que continuarán con sus protestas pacíficas.

Por su parte, Dallas Goldtooth, miembro de la Red Ambiental Indígena, describió la carta del Cuerpo de Ingenieros del Ejército como una “desagradable (muestra de la) continuación de los 500 años de colonización y opresión sistémica” y consideró que todas las tribus involucradas en las protestas contra el oleoducto “se mantendrán firmes”.

Archambault recibió el viernes una carta del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE.UU. que anunciaba sus planes para cerrar, a partir del 5 de diciembre, el acceso al público al terreno federal que ocupan los ‘protectores del agua’ –como se denominan los manifestantes–. En otras palabras, los expulsarían del terreno.

Argumentaban que todo el territorio federal de Cannonball River se cerrará por “cuestiones de seguridad” como “confrontaciones violentas” y riesgos de lesiones graves debido a las “duras condiciones de invierno en Dakota del Norte”.

Los activistas aseguran que la decisión inicial del Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense de permitir la construcción del oleoducto se tomó sin consultar a las autoridades tribales y sin un estudio previo a fondo de los efectos que tendrá.

El oleoducto Dakota Access es un proyecto de 3700 millones de dólares de la compañía Energy Transfer Partners que pretende mover unos 500 000 barriles de crudo al día del campo petrolero de Bakken, en Dakota del Norte (en la frontera canadiense), a una refinería de Patoka (Illinois, en el sur de EE.UU.), atravesando así cuatro estados estadounidenses por 1886 kilómetros.

snr/ktg/mkh/mrk

Más historias deEEUU

A %d blogueros les gusta esto: