Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Lunes, 5 de diciembre de 2016

Putin ofrece a países de la UE sumarse a su modelo de integración postsoviético


Rusia da prioridad a la colaboración con organizaciones de países surgidos de la Unión Soviética, pero ofrece ampliar el modelo (de colaboración con ellos) con los Estados de la Unión Europea. Además, Moscú considera su relación con China como un factor de estabilidad y espera aunar esfuerzos con EEUU en la lucha contra el terrorismo. Estos puntos de la política exterior rusa figuraron en el discurso sobre el estado de la nación pronunciado por el presidente Vladímir Putin el jueves ante las dos cámaras del parlamento reunidas en el Kremlin. La costumbre de hacer una síntesis de balances y planes fue introducida por Boris Yeltsin, el primer presidente de Rusia, hace 24 años. Para Putin, que asumió la presidencia en 2000 y fue primer ministro de 2008 a 2011, se trata del discurso número trece en su género.

Este año, Putin habló algo más de una hora, en un tono más bien conciliador y sin críticas directas a países específicos. El líder reiteró sus llamamientos para liberar a la economía rusa de las múltiples lastres burocráticos y legales, admitió que el nivel de crédito a la economía real ha disminuido, pese a las medidas de apoyo anticrisis, y no hizo referencia a la vecina Ucrania, escenario de los conflictos que fueron el detonante del enfriamiento actual en las relaciones de Moscú con Occidente. El peligro de un incidente entre Rusia y Ucrania en las cercanías de la anexionada península de Crimea disminuyó ayer cuando los militares ucranianos desviaron el emplazamiento de unas maniobras en el curso de las cuales se lanzaron misiles. Rusia había amenazado con derribarlos si penetraban en el espacio aéreo que Moscú defiende como suyo..

“Necesitamos amigos”, subrayó el jefe del Estado, que se manifestó dispuesto a “un diálogo serio sobre la construcción de un sistema estable de relaciones internacionales en el siglo XXI ”. “No queremos conflictos con nadie, no los necesitamos: ni nosotros ni nuestros socios, ni la comunidad mundial. A diferencia de algunos colegas extranjeros, que ven a Rusia como el enemigo, nosotros ni buscamos ni nunca hemos buscado enemigos”, dijo Putin. Y continuó:”Necesitamos amigos, pero no permitiremos el menoscabo y el menosprecio de nuestros intereses. Queremos y vamos a decidir de forma independiente sobre nuestro destino, construir el presente y el futuro sin sugerencias ajenas y sin consejos no solicitados”.

Refiriéndose a la Unión Económica Euroasiática y a la Comunidad de Estados Independientes, Putin dijo que la prioridad de su política exterior sigue siendo el profundizar los vínculos con estas organizaciones. Este modelo de “integración a múltiples niveles” con países surgidos de la desintegración de la URSS está abierto a los países de la Unión Europea, donde, según afirmó, “hoy crece la demanda de un rumbo político y económico propio como sujetos”. “Lo vemos por los resultados de las elecciones”, señaló, sin concretar.

Putin dijo que consideraba importante normalizar y comenzar a desarrollar las relaciones bilaterales con la nueva administración norteamericana sobre una base de igualdad de derechos y mutuamente ventajosa. “Tenemos una responsabilidad común para garantizar la seguridad y estabilidad internacional y por el reforzamiento de los regímenes de no proliferación”, subrayó Putin, quien, aludiendo al equilibrio nuclear entre Rusia y EEUU, advirtió de que los “intentos de romper la paridad estratégica” son “extremadamente peligrosos y pueden llevar a una catástrofe global”.

El presidente dijo que esperaba aunar esfuerzos con EEUU en “la lucha con la amenaza real, y no inventada, del terrorismo internacional”. Esta “tarea precisamente la resuelven nuestros soldados en Siria”, donde los terroristas han sufrido daños notables y donde el ejército y la flota de Rusia han mostrado de forma convincente que son capaces de operar lejos de sus lugares de acuartelamiento permanente”, explicó.

La política de Rusia hacia el Este no está dictada por consideraciones coyunturales o “enfriamiento de relaciones con EE UU y con la Unión Europea, sino por intereses nacionales a largo plazo y tendencias de desarrollo mundial”, continuó. “En las complicadas condiciones actuales uno de los factores claves para asegurar la estabilidad global y regional es la asociación global ruso-china y su colaboración estratégica”.

Según el presidente ruso, la economía de su país está experimentando ya un cambio estructural y existen tendencias positivas en tres ramas, a saber la agricultura, “que alimenta al país y conquista mercados internacionales”, la industria de Defensa, que se moderniza, y la alta tecnología, que avanza de forma acelerada. La exportación agrícola hoy “nos da más que la venta de armas”, señaló. En 2015, según dijo, Rusia exportó armas por 14.500 millones de dólares y productos agrícolas por 16.200 millones de dólares. La venta de altas tecnologías, por su parte, reportó 7000 millones de dólares.

Más historias deEEUU

A %d blogueros les gusta esto: