Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Martes, 6 de diciembre de 2016

Trump anuncia que abandona sus negocios para centrarse en la presidencia


Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, ha anunciado que abandona su actividad empresarial para centrarse totalmente en el gobierno de la nación. Trump ha hecho este anuncio a través de Twitter, donde asegura que el próximo día 15 dará una rueda de prensa en Nueva York para dar más detalles.”La presidencia es una tarea mucho más importante”, subraya. 

“Voy a dar una importante rueda de prensa con mis hijos el próximo día 15 en Nueva York para explicar que voy a dejar totalmente mis negocios para centrarme en la dirección del país para hacer América grande de nuevo”, afirma el magnate.

El imperio de Trump está muy ramificado, aunque el grueso de los negocios conocidos siguen siendo en el sector inmobiliario, turístico, los campos del golf. Durante la campaña, entregó un documento obligatorio por ley que mostraba sus intereses financieros y, según Reuters, recogía más de 500 entidades en el mundo.

El magnate cifra su fortuna en 10.000 millones de dólares, un volumen que exhibe como aval de su capacidad de gestión: si era capaz de engordar así su negocio, lo sería también de enriquecer al país, pero en Bloomberg lo han rebajado a 3.000 millones. Lejos de disimularlo, a Trump le gusta presumir de dinero.

Trump recuerda que no está obligado por ley a abandonar la gestión de sus empresas. “Aunque no estoy obligado a ello por ley, creo que es importante en términos de apariencia que, como presidente, no haya ningún conflicto de intereses con mis diferentes negocios”. El presidente electo asegura que ya se están preparando todos los documentos para quedar fuera de sus negocios de manera completamente legal.

Según una investigación del semanario Newsweek, el presidente electo posee un entramado de centenares de empresas que le ha llevado a construir edificios con su sello en Turquía, India, Corea del Sur y Azerbaiyán, y también es beneficiario o posee acciones en fondos con sede fiscal, entre otros, en República Dominicana. Su proyecto inmobiliario en Azerbaiyán, paralizado según Trump durante la campaña electoral, cuenta entre sus socios con Anar Mammadov, hijo del ministro de Transporte de Azerbaiyán.

En Rusia colaboró con Felix H. Sater, que, de acuerdo con informaciones de The New York Times, le puso en contacto con el fundador de una constructora que llevó a potenciales inversores a reuniones con Trump en su oficina en Nueva York. La misma firma “recibió ocasionalmente inyecciones no identificadas de efectivo desde cuentas en Kazajistán y Rusia”, afirma el Times.

Otro de sus prestamistas internacionales, el Banco de China, también podría generar conflicto. Según otra investigación del Times, la institución del Gobierno chino concedió un préstamo de 950 millones de dólares (unos 884,5 millones de euros) para realizar un proyecto a un grupo de empresas, entre ellas una propiedad de Trump, que se llevó el 30% de ese dinero.

La ley estadounidense prohíbe que cualquier empleado federal —incluidos los presidentes— reciban regalos de gobiernos extranjeros, y Trump podría chocar con la legislación si una de sus empresas es destinataria de este tipo de préstamos mientras él ocupa la Casa Blanca.

Más historias deEEUU

A %d blogueros les gusta esto: