Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Jueves, 8 de diciembre de 2016

Fidel Castro, ícono de liberación contra el racismo en África


Las luchas contra la opresión racial en África tuvieron en Fidel la máxima expresión del internacionalismo, como defensor de de los derechos del hombre. El líder de la Revolución Cubana, extendió su ayuda al pueblo africano oprimido durante décadas por el colonialismo y el régimen racista.

Argelia, inicio del capítulo solidario con África


Al triunfar la Revolución Cubana en enero de 1959, Argelia se encontraba en plena lucha de independencia y contra el colonialismo francés, Cuba decidió apoyar al país africano.

En 1961 el gobierno cubano envió un barco con apoyo a las fuerzas militares de Argelia, a su regreso a La Habana trajo consigo a cientos de heridos y niños huérfanos para ser atendidos, iniciaba entonces, la cooperación internacionalista de Fidel Castro en África.

>> Angola: 41 años de independencia y hermandad con Cuba

En el año 63 vuelve a ser invadida la nación africana por fuerzas marroquíes y la respuesta de los cubanos fue inmediata. Apoyar en la defensa de ese territorio ante el intervencionismo era más que un deber, pues Argelia era considerado aliada de Cuba en África.

“Nunca olvidaremos cómo ustedes [los cubanos] cuidaron de nuestros huérfanos y a nuestros heridos” Ahmed Ben Bella, primer ministro de la  República de Argelia,  16 de octubre de 1962

Luego la participación de Cuba en misiones internacionalistas para la liberación del régimen racista y colonialista se hizo presente en países como Ghana, Congo (Brazzaville), Zaire, Guinea Ecuatorial, Zimbabue, Etiopía, Somalia, Eritrea, Yemen, Tanzania, Angola, Namibia y Guinea Bissau.

Los líderes emergentes de la liberación que se gestó en el continente se convirtieron en los padres fundadores de una nueva África sin colonialismo y siempre recordaron la ayuda de Cuba, que con la guía de Fidel, extendió su solidaridad en el momento en el que los africanos contaban con pocos aliados en el mundo.

En el año 1975, Fidel Castro habló ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y en su discurso denunció la intervención imperialista de los Estados Unidos en África, ocupándolo de ser el causante del racismo y de la opresión de los pueblos africanos.

Cuba y el fin del apartheid

La batalla decisiva contra el apartheid fue la de Cuito Cuanavale, librada en Angola entre diciembre del ’87 y marzo del ’88. Luego de meses de enfrentamiento, los soldados cubanos y angoleños evitaron el avance de las tropas sudafricanas.

>> Cuba desempeñó un papel crucial para acabar con el apartheid

Las operaciones militares en Cuito Cuanavale, dirigidas estratégicamente por Fidel Castro, derrocaron a la dictadura racista en África. La gesta significó un cambio radical para el continente. El proceso de liberación iniciado en la década de los años 60, se consolidaba con la llegada de Nelson Mandela, a la presidencia de la República de Sudáfrica en el año 1994.

Fidel Castro y Nelson Mandela. Matanzas, Cuba 1991. Foto: El País

En su primera visita a Cuba, Mandela se dirigió al pueblo para expresar agradecimiento en nombre de su país y de todos los pueblos de África. El 26 de julio de 1991, cuando los cubanos conmemoraban el 38 aniversario de la gesta revolucionaria del Cuartel Moncada, en un discurso público Mandela expresó:

“¡La aplastante derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale constituyó una victoria para toda África! ¡Esa contundente derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale dio la posibilidad a Angola de disfrutar de la paz y consolidar su propia soberanía! ¡La derrota del ejército racista le permitió al pueblo combatiente de Namibia alcanzar finalmente su independencia!”

Con la independencia de las colonias portuguesas en África se puso fin el sistema colonialista, el papel de las fuerzas militares cubanas, desplegadas en el campo de batalla resultó un factor determinante para acabar con el racismo en la región.

Actualmente los vínculos bilaterales de Cuba y los países del África están basados en ese sentimiento de solidaridad e internacionalismo del cual las naciones más oprimidas durante años se sientes agradecidas y honradas. Gracias a Fidel Castro, el precursor de esas ideas revolucionarias.

Más historias deInternacional

A %d blogueros les gusta esto: