Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Lunes, 5 de diciembre de 2016

Operadora aérea hizo “todo lo posible” para salvar vuelo del Chapecoense


“Puedo afirmar con absoluta certeza que hice todo lo humanamente posible y lo técnicamente obligatorio para conservar la vida de esos usuarios”, dijo este jueves en una carta la controladora aérea de Rionegro (noreste de Colombia), Yaneth Molina, encargada de atender las comunicaciones entre el piloto del Lamia 933, Miguel Alejandro Quiroga y la Torre de Control la noche del accidente que viste de luto no solo a Brasil, Colombia y Bolivia sino al mundo del fútbol. 

La noche del pasado 28 de noviembre Quiroga se comunicó con Molina y le dijo que necesitaban prioridad para la aproximación directa porque tenían un “problema de combustible”. 

En el audio conocido por el portal noticioso colombiano Blu Radio, Molina negó la solicitud evidenciando que había otro vuelo que necesitaba aterrizar y le pide al piloto sobre volar por unos minutos mientras lograba darle vectores para aterrizar.

Allí se escuchó que había una aeronave de Avianca cerca del avión boliviano y la versión entregada por el piloto de Avianca relata los momentos de angustia antes del siniestro.

Piloto: Solicito vectores para acercamiento, señorita.

Operadora: Atento, tengo una aeronave debajo suyo efectuando la aproximación, ¿qué tiempo tiene para permanecer en aproximación?

Piloto: No, estamos en emergencia de combustible señorita, por eso le pido de una vez…

En ese momento, Molina autorizó el aterrizaje de otra aeronave y nuevamente el piloto del avión Lamia pidió que autorizara el descenso de inmediato.

Piloto: Necesito descenso de inmediato.

La operadora declinó la autorización otorgada al avión de Avianca y le dice al piloto de Lamia que inicie aproximación.

Piloto: ¡Señorita tenemos falla total eléctrica, sin combustible!

Operadora: Pista libre, bomberos alertados

Piloto: ¡Vectores señorita, vectores a la pista!


Trabajadores de la Funeraria de San Vicente en Colombia realizan preparativos para la velación de los fallecidos.
Fuente: EFE

La operadora le dijo al piloto que no tenía la altitud y él le reiteró que estaban a 9 mil pies de altura, y el piloto angustiado dijo “¡ayúdenos, vectores!”, la operadora volvió a responder “¿qué altitud tiene ahora?” pero el piloto ya no contestó. 

La carta que entregó Molina a los medios este jueves también fue un mensaje de denuncia ante las amenazas que recibió la funcionaria de “personas ignorantes que no conocen los procedimientos”, afirmó la funcionaria y agregó que “está buscando soluciones con el cuerpo directivo”. 

“Nuestro trabajo es tan especial, que hoy me puso en estas circunstancias de modo, tiempo y lugar para enfrentarme a la crudeza de la realidad que resultó de este impase”, expresó Molina en la misiva. 

Más historias deInternacional

A %d blogueros les gusta esto: