Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Domingo, 4 de diciembre de 2016

Turquía amenaza con abrir sus fronteras a refugiados para que crucen Europa


Erdogan

Erdogan

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado con abrir las fronteras de su país para que los refugiados puedan llegar a Europa. “Si vais más lejos, abriremos la frontera”, señaló el mandatario. La amenaza llega un día después de que el Parlamento Europeo propusiera congelar las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea, ante las represalias tomadas tras el fallido golpe de Estado.

”Nosotros alimentamos a 3,5 millones de refugiados en este país, Ustedes no han cumplido sus promesas”, aseguró el mandatario turco en su intervención, retransmitida por la cadena CNNTürk.

”Cuando los niños muertos golpearon las costas mediterráneas ustedes no decidieron cuidarlos” añadió Erdogan en referencia a los europeos.

En su discurso con motivo del día Internacional de la Lucha contra la violencia contra las mujeres, remarcó que la UE “necesita a Turquía” como refuerzo y que en su país viven más de 3 millones de refugiados “sin apoyo de las autoridades europeas”.

Erdogan también dijo que una controvertida propuesta del partido en el Gobierno, la cual podría permitir a hombres acusados de abuso sexual evadir la condena, no fue preparada con cuidado, y añadió que cree que la cuestión volverá al Parlamento con un consenso más amplio.

La propuesta habría permitido que la condena fuese pospuesta de manera indefinida en casos de abusos sexuales cometidos “sin fuerza, amenaza o engaño” antes del 16 de noviembre de 2016 con la condición de que el criminal contrajese matrimonio con la víctima.

Turquía y la Unión Europea (UE) pactaron en marzo de este año un acuerdo, según el cual Turquía recibe de vuelta a aquellos refugiados que viajaron ilegalmente desde sus costas a las cercanas islas griegas.

Como contrapartida, la UE apoya económicamente el cuidado de los refugiados en Turquía, acoge desde allí el mismo número de sirios interceptados en Grecia y promete liberalizar su régimen de visados para viajeros turcos, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones. Hasta ahora, esta liberalización no se ha producido porque Turquía se niega a reformar sus estrictas leyes antiterroristas.

La decisión del Parlamento Europeo no es vinculante pero tiene una fuerte carga simbólica y es una crítica a la política de detenciones y destituciones de funcionarios públicos y miembros de las fuerzas de seguridad que se produjo en Turquía tras el intento fallido de golpe de Estado en julio.

Europa ha mostrado su preocupación por la situación de los derechos humanos en Turquía, la persecución de la oposición y la retórica cada vez más tensa hacia Bruselas.

 

Más historias deInternacional

A %d blogueros les gusta esto: