Este Citroën 2CV de Lego parece de verdad