Ir a…

Noticiero Universal

Mil Noticias en Tiempo Real

Domingo, 11 de diciembre de 2016

Diseñan nuevas moléculas contra el melanoma


<p>Los investigadores del CIMA: Mario Martínez Soldevilla, Helena Villanueva y Fernando Pastor. / Manuel Castells</p>

Los investigadores del CIMA: Mario Martínez Soldevilla, Helena Villanueva y Fernando Pastor. / Manuel Castells

Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han creado un aptámero biespecífico –ácidos nucleicos de cadena sencilla, ADN o ARN, con una estructura tridimensional particular que le permite unirse a moléculas diana– que potencia la respuesta inmunológica frente al melanoma, frenando su crecimiento y aumentando la supervivencia en un modelo tumoral animal.

Así lo demuestra el estudio liderado por Fernando Pastor, responsable de la línea de investigación de aptámeros del CIMA,y publicado en la revista científica Oncotarget. Los aptámeros se conocen como anticuerpos químicos, ya que por su actual aplicación en la investigación biomédica se presentan como una alternativa para terapias dirigidas.

En concreto esta investigación muestra una estrategia para luchar contra el melanoma. Consiste en la administración de un aptámero biespecífico que hace diana en dos proteínas: la proteína MRP1, que sobreexpresada en estos tumores les confiere resistencia a la quimioterapia; y el receptor CD28, expresada por los linfoticos T (células inmunitarias responsables de destruir al tumor) a las que coestimula y activa.

Así, esta molécula es capaz de adherirse al tumor y emitir la señal para la activación de los linfocitos que infiltran las lesiones tumorales. “Los resultados demuestran que este aptámero bivalente MRP1-CD28 potencia la respuesta inmunológica frente al tumor, lo que conlleva un menor crecimiento tumoral y una mayor supervivencia en el modelo animal”, explica Mario Martínez Soldevilla, primer autor del artículo y cuya tesis doctoral se ha basado en parte de este trabajo. 

Convertir los tumores en vacunas

Esta investigación también expone que es posible convertir el propio tumor en una vacuna endógena. Al recubrir las células tumorales irradiadas con el aptámero CD28, los científicos han generado una nueva vacuna llamada CD28Aptvax.

Recientemente, Pastor ha recibido una beca de la Worlwide Cancer Research Foundation (WCR) que refuerza el trabajo del CIMA en este campo. “Esta línea de trabajo se centra en convertir células tumorales del propio paciente in situ en vacunas endógenas. El objetivo es focalizar la inducción de la respuesta inmune frente al tumor”, explica Pastor.

La WCR es una fundación internacional que financia trabajos novedosos de investigación contra el cáncer que tengan especial interés en el desarrollando estrategias eficaces en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Más historias deSalud

A %d blogueros les gusta esto: