-“La Ruta de la Seda es en España una asignatura pendiente aún”-

Pregunta: ¿Por qué la Ruta de la Seda va a convertirse en la gran tierra de las oportunidades en China durante los próximos 15 años?

Respuesta: En primer lugar, estoy convencido, que el tema de la Ruta de la Seda en España todavía es una asignatura pendiente, pues gran parte del empresariado español desconoce el impacto, las características y las oportunidades del proyecto. Igualmente estoy seguro, que la Delegación Española que fue a la cumbre del 12 al 15 de Mayo en Beijing quedó sorprendida de la visión y de la magnitud del proyecto. La oportunidad que se ofrece ahora, en un proyecto en evolución es poder participar en esta fase de gestación, asumir un papel creativo para moldear formas de colaboración de un futuro inmediato, más allá del pensamiento de hacer negocio.

No creo que la iniciativa del Gobierno Chino con el nombre, una Franja, una Ruta (one belt, one road u OBOR), solo crea oportunidades en China, replantaría la cuestión en “oportunidades con China”. La solución está en la generación de proyectos conjuntos, ya que las más que considerables inversiones anunciadas por el Gobierno de RP China se dirigen al desarrollo de una enorme región que agrupa 34 países (según la lista de la UNWTO) con 4.2 mil millones de habitantes, con un PIB que abarca aprox. la tercera parte del BIP mundial, en otras palabras se trata del mayor territorio dinámico en términos de personas y de dinero de nuestro planeta. Además, en la lista de interesados hay unos 130 países. Por tanto, las opciones están en la búsqueda de nuevos modelos de negocio con empresas chinas, donde el know how español en los más diferentes sectores de infraestructuras (embalses, carreteras, red ferroviaria,Talgo), ingenierías complejas (Canal de Panamá) etc. se podría unir al capital chino, cuyos líderes prevén inversiones públicas y privadas alrededor de 732 mil millones de euros en los próximos cinco años, según El Pais.

Pregunta: ¿Qué oportunidades ofrece la Ruta de la Seda para la Unión Europea?

Respuesta: Obviamente, la Comisión Europea ya se está moviendo, pero las oportunidades que ofrece la iniciativa OBOR no solamente interesa a todos los países de la Unión Europea, sino a todos los países que puedan establecer un vínculo con la Nueva Ruta de la Seda. Dentro del ámbito Europeo juegan un gran papel Italia, por su relación histórica con la Ruta de la Seda, Alemania ya está con una visión más estratégica, Gran Bretaña está afilando los colmillos,.. España todavía no es un jugador relevante en este partido de ajedrez (por cierto de origen asiático: persa o indio o chino).Las oportunidades están en las voluntades de los países y empresas, de las culturas de querer participar en ella. Es un gran esfuerzo que radica en superar todos los problemas de comunicación interculturales, de diferencias religiosas, hostilidades históricas y contemporáneas. Realmente la propuesta de Xi Jinping transgrede los esquemas de crear nuevos espacios de comercios más libres, sino, lo que propone, metafóricamente hablando, es la “Reconstrucción de la Torre de Babel”, con un proyecto a 30 años vista. Hay más, el proyecto de la Franja y la Ruta (OBOR) puede ser el germen de un proyecto mayor, el “World Land Bridge”, como lo postula Helga Zepp-LaRouche del Instituto Schiller, un gigantesco red de comunicación terrestre que une las Américas, con Asia y Europa, y donde el tren Yiwu entre China y España será solo un tramo más. Son proyectos que unen, mientras que en el otro hemisferio, norteaméricano, el esfuerzo se centra en destruir alianzas, fragmentar las culturas, construir muros mentales y materiales, amenazando la naturaleza y con ello …y en consecuencia el mundo. Vivimos un antagonismo casi bíblico.

Pregunta: Chinese Friendly ha conseguido la representación exclusiva de la Silk Road Chamber of International Commerce para cualquier relación con España y Portugal, ¿cómo se ha llevado a cabo este logro?

Con paciencia. De hecho, cuando nos decidimos acercarnos al gran tema de la Ruta de la Seda, hemos hecho una revisión de todos los actores visibles en este campo entre Xi’án (el origen de la Ruta de la Seda) pasando por los países de Asia Central, donde tenemos ahora una Delegación en Astana, una red de contactos en Uzbekistán, Georgia, Mongolia etc. hasta Valencia y Madrid. lo largo de estos años nos hemos reunido con un gran número de entidades tanto privadas como públicas entre ellos con la SRCIC en su sede en Xián. Nuestro compromiso ahora con la SRCIC es abrir España y Portugal a la Cámara y a la inversa. En total ya hay más de sesenta países miembros de la SRCIC, entre ellos las Cámaras de Italia y Grecia, con un número creciente.

Nuestra perspectiva desde un principio eran las actividades culturales y de turismo. Como miembros de la Silk Road Taskforce de la UNTWO y por nuestras relaciones con la UNESCO obviamente, los primeros proyectos que hemos firmado con socios chinos se inscriben en el ámbito de la cultura y del turismo. En este sentido podríamos canalizar intercambios y campamentos culturales entre niños y artistas chinos/asiáticos/españoles de forma inmediata. Los socios chinos ya los tenemos. Esta labor nos ha costado tres años de trabajo y una inversión obviamente económicamente importante. Lamento decir también, que la receptividad de nuestros enfoques ha sido mucho mayor en China y en Asia Central que en España. Espero que este panorama cambie con el surgimiento de nuevas iniciativas como el Cluster Silk Spain Tourism, con iniciativas como en Valencia, su puerto, las tradiciones de las manufacturas de la Seda, pero también Murcia y Andalucia, a las cuales nos ofrecemos como interlocutores y canalizadores en China. Pero hay que crear sinergias, lo que a menudo no es el caso. Nos cuesta más en España que en el resto de los países. Es cómo si en España solo las grandes empresas del IBEX o instituciones públicas tienen la legitimidad de participar o impulsar proyectos que generan perspectivas y futuro. Mi sensación es que las instituciones todavía ignoran, que los resultados en estos ámbitos son la suma de las grandes y pequeñas iniciativas, a las que no hay que menospreciar, pues estos nos permiten ser más rápidos y precisos en nuestra actuación.

Pregunta: ¿Cómo puede favorecer este acuerdo con SRCIC a los empresarios españoles?

El salto desde la cultura hasta la economía es pequeño, ya que en China, el gran tema actual son las industrias culturales, que se materializan en grandes proyectos culturales desde Beijing hasta Xián, relacionados con la Ruta de la Seda, aparte de megaproyectos de parques culturales y de ocio como el proyecto de Changsha. Son proyectos en parte impulsados, participados, liderados por la SRCIC, la WCTF o administraciones locales. En estos ya operan consultoras de Gran Bretaña, Alemania, Chequia, USA etc. Nuestro acceso es ahora a las rondas de inversiones que realizan tanto la SRCIC, como la WCTF la o las administraciones locales. La WCTF naturalmente se concentra en proyectos de turismo, a nivel internacional. La bolsa de inversiones de la SRCIC y la empresa impulsora de este proyecto, el Tang West Market Group dispone de fondos inversión que pueden alcanzar unos 5 mil millones de dólares aprox. Para ello, hemos creado un Consejo asesor de Chinese Friendly, donde ya movemos contactos relacionados con el sector del Automovil, Energía, Logística, Comercio Transfronterizo, Parques industriales, etc. Hemos llegado a primeros acuerdos como con la empresa Exceltia con la cual estamos preparando un “Plan Chino” que se está consolidando en los próximos meses, que incluye obviamente encuentros con nuestros socios chinos. Por ello, estamos abiertos colaborar con empresas españolas que estén interesados en participar en joint-ventures con capital chino o que ofrecen opciones de participación o de compra.

Nuestra propia empresa, el Silk Road Experience Group emergida desde Chinese Friendly ofrece opciones para participar en proyectos tanto en infraestructuras turísticas desde China hasta Valencia, especialmente en Asia central, como en el desarrollo de la marca Silk Road Experience. Esta marca agrupa productos y servicios relacionados con la Ruta de la Seda, y los representamos tanto on-line con nuevos enfoques como estrategias de “smart data”, como en ferias.

Pregunta: Tras este acuerdo Chinese Friendly fortalece su posición líder como expertos nacionales sobre la Ruta de la Seda, ¿a qué nivel estamos hablando?

Respuesta:

El acuerdo con la SRCIC es solo uno de varios acuerdos, que tenemos, tanto a niveles más modestos como a niveles más altos. Somos una modesta empresa, y sabemos que no estamos a la altura de los big players como la ICBC, BBVA,ICEX etc.. pero si pisamos terreno en Xiián donde ya tenemos contactos a todos los niveles, en Bejing, y en otras regiones de China, asi como diferentes países de Asia Central. Conocemos cada vez más de cerca la evolución del proyecto de la Silk Road, empezando con iniciativas de turismo y cultura. Como decía antes, a nuestro nivel accedemos a fondos de inversión de entre 2 y 5 mil millones de Dólares. Para ello, hemos agrupado una serie de personas tanto en China como en España, en Uzbekistan y Kasakhstan con proyectos ya realizados y un elevado nivel de guanxi. Para ello tenemos sede en Shanghai donde nuestro Vicepresidente de la Silk Road Experience Group, Martin Oliu representa nuestros intereses.

Pregunta: ¿Cuáles son los próximos proyectos de Chinese Friendly centrados en la Ruta de la Seda?

Respuesta:

Más de Chinese Friendly, deberíamos hablar de la Silk Road Experience Group, S.L. En ambas soy el CEO o Presidente respectivamente. A corto plazo, nos vamos a Kasakhstan, donde coorganizamos el 24-25 de Junio la Primera Conferencia Panasiática sobre el Turismo Chino y La Ruta de la Seda (www.oborevent.com), con importantes reuniones paralelas a la Conferencia. En Septiembre asistimos a la Cumbre y Semana Cultural de la SRCIC en Xián y acto seguido a la Asamblea General de la UNTWO en Chengdu. Por tanto, nuestros equipos pasamos casi todo el Septiembre en China y Asia Central. En el mismo Septiembre nos desplazamos a Los Angeles a la Asamblea General de la WTCF donde participamos en su Comisión de la Ruta de la Seda, ya que tenemos varios proyectos relacionados con este tema en común.

Estamos preparando ahora unas microconferencias “La Ruta de la Seda, lo que era, es y podría ser” para perfilar desde un punto de vista histórico un escenario de futuro. Ya hemos hablado con la Cámara de Comercio de Sevilla para iniciar este evento itinerante antes del verano, lo que realizamos conjuntamente con Cátedra China, la UNESCO y la UNTWO. Igualmente estamos preparando la presentación de la SRCIC en Madrid y Lisboa respectivamente, colaborando en España con la CEOE o con la Cámara de Comercio. La presentación de la SRCIC tendrá el carácter de un networking, donde los representantes de la SRCIC explican las opciones de la Cámara para el empresariado Español y Portugués. En Noviembre estamos en Londres, en la WTM con un stand propio “Silk Road Experience”, donde agrupamos con un diseño muy atractivo diferentes productos y destinos turísticos de la Ruta de la Seda. Para noviembre-diciembre estamos preparando una serie de encuentros en Kasakhstan, Uzbekistan, … tanto para empresarios españoles como chinos con representantes de las economías locales.

A nivel conceptual y antroposófico estamos avanzando con la “Silk Road Grand Award Association”, una entidad que otorgará premios por esfuerzos, logros relacionados con los aspectos más sociales, artístico-culturales, humanitarios de la evolución de la idea de la Ruta de la Seda. Contamos con los apoyos, entre otros, de la Univeridad Complutense, de la Academia of Sciences de China, de la Academia of Sciences de los Estados Islámicos etc.

Como ve, la idea de la (Nueva) Ruta de la Seda, nos tiene cuativados.

Loading...