A pesar de los esfuerzos de la OPEP, el petróleo se hunde

El precio del petróleo va cuesta abajo y sin frenos en este primer semestre de 2017 experimentando una caída del 20%, después de que a principios del año 2016 se situaba en 30 dólares y llegó a cerrar el ejercicio por encima de los 50 dólares.

Esta notícia no es especialmente positiva para el oligopolio de la OPEP pues su intención era justamente la contraria… Un petróleo fuerte y por encima de los 50 dólares. Desde otro punto de vista, los beneficiados por esta caída son los consumidores de gasolina, combustible diesel y combustible para calefacción, en especial, aquellos países energéticamente dependientes, como es el caso de España.

¿Por qué se desploma el precio del petróleo?

En lo que va del año, el Brent ha pasado desde los 55,47 dólares hasta los 45,29 dólares, lo que supone una caída del 18,35%, alcanzando los niveles de noviembre del año pasado.

Brent

Esta caída supone el peor arranque durante los primeros seis meses del año desde 1997 y pone a la commodity con frente a un fuerte sentimiento bajista. La pregunta que muchos se hacen es por qué se produce una caída del precio del crudo cuando la OPEP desciende la producción.

En primer lugar tenemos que Libia ha vuelto al mercado con 900.000 bpd, su nivel más alto en los últimos cuatro años. A todo ello hay que añadir la creciente producción de Estados Unidos gracias al fracking y los altos inventarios que han sido otros factores que han hundido los precios -aunque los últimos datos reflejan un recorte de estos inventarios-.

También existe cierta desconfianza en el cumplimiento de los recortes durante los siguientes nueve meses que dependerá en gran medida de la actuación, en última instancia de Arabia Saudita, en compensación con los incrementos de producción de Libia y Nigeria.

La OPEP extiende sus recortes

Si nos ponemos en antecedentes, en noviembre, la OPEP acordó limitar la producción durante seis meses a partir de 2017. Sólo Arabia Saudita acordó reducir la producción en unos 486.000 barriles por día, o lo que es lo mismo aproximadamente el 5% de su producción. El recorte total del grupo ha ascendido a 1,2 millones de barriles por día y 600.000 barriles por día a cargo de países no-OPEP (especialmente Rusia).

La OPEP y Rusia acordaron el pasado 25 de mayo ampliar los recortes del producción durante nueve meses más, es decir, hasta marzo del año 2018. Con este acuerdo se pasó de una producción de 34,38 millones de barriles por día (bpd) en noviembre del año pasado, a una producción de 31,97 bpd.

Produccion Opep

Cabe recordar que el acuerdo inicial de seis meses debía finalizar el 30 de junio, sin embargo, el aumento de la producción de los Estados Unidos destrozó las expectativas de la OPEP para reducir el volumen de inventarios mundiales. A la postre, Estados Unidos logró alcanzar una producción de 9,34 millones de barriles diarios, siendo su nivel más alto desde agosto desde el año 2015.

También debemos recordar que Estados Unidos anunció que estaba dispuesto a vender la mitad de la reservas de petróleo estadounidense, lo que en términos finales implicaría incorporar al mercado 95.000 barriles diarios durante los siguientes 10 años.

La estrategia de la OPEP es simple de entender, y es que al reducir la producción de crudo se espera que el exceso de inventarios se consuma, y que los precios de nuevo, retomen en el medio plazo la senda positiva.

Esta estrategia, se debe a que dentro de la OPEP existen numerosos países que han sido especialmente afectados por la caída del precio del crudo como son Venezuela y Rusia. Cabe recordar, que, el mayor exportador de petróleo dentro de la OPEP, Arabia Saudita, tiene los menores costes de producción y no tenían interés alguno en reducir la producción para no perder cuota de mercado.

El fracking ha ganado la partida a la OPEP

La producción de petróleo en los Estados Unidos ha estado subiendo durante los últimos meses, el máximo histórico situado en los 10 millones de barriles por día previsiblemente antes de finalizar este ejercicio. Un dato de interés, esto de la perforación del fracking ha compensado sobradamente la disminución de los yacimientos de petróleo convencionales.

Por esa razón, lo más probable es de que Estados Unidos consiguieron alcanzar esa meta de los 10 millones de barriles diarios que se vieron en la década de los setenta.

Chart 3

Es tal la fuerza del fracking, que si lo analizamos desde el punto de vista de las exportaciones, la petroleras estadounidenses llegaron a exportar alrededor de 1,3 millones de barriles de crudo por día durante el mes pasado.

Las refinerías estadounidenses llegaron a 17,51 millones de barriles por día en el mes de mayo, superando a los 17,20 millones de barriles fijados durante el mes de abril. Con ello, Estados Unidos de vos por estar alrededor de 900.000 barriles de crudo por día, un número especialmente significativo para el país.

Loading...