Inicio Actualidad Económica Abanca alcanza unos beneficios récord en 2023: 711 millones de euros, el...

Abanca alcanza unos beneficios récord en 2023: 711 millones de euros, el triple que hace un año

Abanca logró un beneficio récord de 711,3 millones de euros en 2023. Triplica así sus cifras en comparación con el ejercicio anterior, cuando llegó a los 217 millones. Unos resultados nunca antes conseguidos por la entidad y en los que han destacado tanto el dinamismo del negocio «retail», como «el sólido» perfil financiero que han marcado el pasado ejercicio.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha señalado en rueda de prensa que más allá de la «indiscutible buena gestión», los resultados logrados se explican por la «resiliencia» de la economía y la «fortaleza» del empleo. Esto hace que aumente la rentabilidad, junto con la «contención» de la inflación y un avance del Producto Interior Bruto (PIB) «por encima de lo esperado».

Por otra parte, la rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) se sitúo en el 16%, lo que «claramente permite» cubrir «con holgura» el coste de capital, «a pesar del incremento» de estos «por nuevos tipos». Se trata de una tasa que «mejora la media de los resultados publicados por competidores», en palabras del presidente.

Como ha destacado Escotet, la expectativa de reducción de tipos de interés «también es una buena noticia para las carteras» y no existen «mayores preocupaciones». El presidente de la entidad ha explicado que «quizás el único punto es que naturalmente los crecimientos de nueva producción van a ser más exigentes y probablemente los stocks de cartera pues al final de año tengan crecimientos negativos». Además, según ha dicho, en general, hay un «buen margen» y esperan superar este año los resultados conseguidos en 2023.

Por su parte, el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, se ha mostrado también «positivo» sobre las previsiones para 2024 y ha dicho que no ha observado un crecimiento de morosidad «destacado», más allá de «pequeños números que no cambian el perfil de la entidad». De este modo, desde la institución no prevén cambios en caso de que se cumpla el crecimiento del PIB esperado.

Resultados

Tras las últimas compras, Abanca logra un volumen de negocio de 124.000 millones y puede presumir de una captación superior a los 130.000 nuevos clientes al año (con un alza de altas del 84% en Portugal). Los recursos de clientes aumentan, a su vez, en 6.262 millones.

La corporación resalta su posición entre las primeras del sector bancario español por calidad de activos, presentando una ratio Texas del 27,5%, una tasa de morosidad del 2,4% y una cobertura de activos dudosos del 73,9%. Igualmente, dispone de una ratio de capital total del 16,9%, con un exceso de 1.499 millones de euros sobre requisitos regulatorios, y una ratio LTD minorista del 84,9%.

En cuanto al crédito a familias y empresas, se elevó un 14% en España y un 15,3% en Portugal, acumulando cerca de 9.700 millones de financiación concedida. Tal y como subraya el banco, estas cifras permitieron contribuir a las arcas públicas con más de 400 millones de euros por medio de diferentes impuestos. En 2023 llevó a cabo, además, cuatro emisiones por un importe total de 1.750 millones de euros, las cuales tuvieron una «excelente acogida» en el mercado.

También en 2023, Abanca adquirió EuroBic, el octavo banco de Portugal, movimiento que le permitió posicionarse como el séptimo banco de España y Portugal. Además, ese mismo año cerró la operación de compra de Targobank, lo que permitió un aumento de su presencia en territorios como Andalucía, Levante y Baleares, y poniendo el foco principalmente en el negocio «retail».

Descarta ERE

Respondiendo a las preguntas de los periodistas, Escotet ha sido tajante negando por completo que sea la entidad con peor ratio de eficiencia de las que han presentado resultados hasta ahora, y que se planteen la posibilidad de un ERE para mejorarla. «Yo creo que los índices de eficiencia del banco tienen que verse en el contexto de lo que han sido los últimos nueve años», pues este banco «ha tenido una mejora importantísima en esa eficiencia», ha explicado. «Hay claramente afectación en los índices de eficiencia fruto de la política de crecimiento inorgánico que hemos llevado adelante, especialmente por el tratamiento que le damos a los costes de integración», ha continuado su declaración.

Igualmente, tras llevar a cabo la novena compra con Eurobic, el presidente ha querido aclarar que, a la hora de realizar una adquisición, «la política es no asumir los plazos de amortización normales que podrían haber de cualquiera de esos gastos de integración». En ese sentido, ha añadido que «por el contrario, se hacen todos con cargo al ejercicio en que se realiza la consolidación. Eso explica que los índices aparezcan desmejorados y porque hemos tenido recurrentemente adquisiciones». Además, según ha indicado, esas «mejoras empiezan a confirmar que la estrategia de consolidación y de crecimiento inorgánico es una estrategia correcta».

No hay incentivo a salida a Bolsa

Respecto a la salida a Bolsa del banco, el presidente de la entidad ha dejado claro que forma parte de su «objetivo estratégico», aunque, tal y como ha contado, «con los niveles actuales de rentabilidad que el banco tiene y con el comportamiento que tienen en general todas las acciones cotizadas del sector bancario en relación a precios de mercado, valor libro, no hay ningún incentivo para salir a mercado».

Escotet ha asegurado que habrá que esperar a que las condiciones cambien y que mantienen su interés para hacerlo. «Creemos que cotizar el mercado tiene grandes ventajas, grandes retos también, especialmente con la volatilidad que el mercado ha tenido en los últimos años», ha apuntado.

«No hay imposición regulatoria» para desinversión en nueva Pescanova

En cuanto a su participación en Nueva Pescanova, el presidente de Abanca ha declarado que «no es verdad que desde la entidad establezcan ningún tipo de imposición por parte del regulador con el objetivo de llevar adelante la desinversión de Nueva Pescanova». Y ha añadido que si bien la intención «es conseguir el mejor socio financiero industrial», no tienen «ninguna prisa». En esa línea, ha defendido el trabajo que se está realizando por parte del nuevo equipo de dirección, al que ha catalogado como «francamente bueno, pese a las dificultades por las que ha atravesado el sector». De este modo, ha ratificado que se mantiene esa hoja de ruta y ha querido zanjar el tema diciendo que «no hay ninguna imposición regulatoria de desinversión. No tenemos prisa. Lo haremos en el momento en que se considere más oportuno«.