Inicio Actualidad Económica ACS se adjudica varios proyectos de aviación en Norteamérica por 250 millones

ACS se adjudica varios proyectos de aviación en Norteamérica por 250 millones

El grupo ACS, a través de su filial estadounidense Flatiron, se ha adjudicado una serie de proyectos de aviación en Norteamérica que suman unos 250 millones de euros (270 millones de dólares) y abarcan mejoras en la seguridad, la eficiencia y la capacidad de varios aeropuertos.

En concreto, Flatiron se ha adjudicado un contrato para el aeropuerto internacional Erik Nielsen Whitehorse de la región canadiense de Yukon por 110 millones de euros (120 millones de dólares), a fin de dar respuesta a las necesidades actuales del aeropuerto y a las previsiones futuras de tráfico en la ciudad de Whitehorse y su territorio, según ha señalado en un comunicado.

Los trabajos comprenden la reconstrucción de la pista principal, al tiempo que incorporan nuevos elementos de diseño y tecnología avanzada para agilizar el flujo del tráfico aéreo, mejorar la seguridad y aumentar la capacidad operativa.

Este contrato incluye también otras mejoras en la iluminación de aproximación, una nueva infraestructura de drenaje del aeródromo, así como extensiones de calles de rodaje y una nueva zona de operaciones.

El grupo ACS también ha obtenido un contrato para el Aeropuerto Dallas Love Field, en Texas, por más de 55 millones de euros (60 millones de dólares) que comprende trabajos de mejora en la pista 13R-31L.

Como parte del mismo, Flatiron reconstruirá la calle de rodaje A y construirá una vía de servicio para vehículos alrededor de la pista 13R-31L.

Asimismo, la compañía ha sido seleccionada por el Aeropuerto Internacional de Denver, Colorado, para llevar a cabo mejoras en Peña Boulevard, una vía arterial que conduce al tercer aeropuerto más transitado del mundo, por 46 millones de euros (50 millones de dólares).

Este contrato recoge la reconstrucción de Peña Boulevard, desde la calle Jackson Gap hasta la terminal, con el objetivo de mejorar el flujo de tráfico y dotarlo de una mayor seguridad.

Por otro lado, Flatiron ha comenzado los trabajos en las calles de rodaje del aeropuerto William P. Hobby de Houston, también en Texas, por 39,3 millones de euros (42,7 millones de dólares) y que tienen como finalidad mejorar su seguridad.

El alcance del contrato incluye la demolición de las calles de rodaje existentes, así como la construcción de terraplenes para futuras calles de rodaje y mejoras en los sistemas eléctricos y de iluminación.

La compañía tiene en marcha otros trabajos en el sector aeroportuario en la T1 del Aeropuerto Internacional de San Diego (California), la ampliación de la explanada del Aeropuerto Internacional de Denver (Colorado), así como trabajos de mejora en el aeropuerto Dallas Fort Worth, de Texas.